Madrid. ACS se ha marcado como objetivo continuar reduciendo su endeudamiento neto -que a cierre de 2012 se situaba en 4.952 millones-, de forma que éste se sitúe en aproximadamente 3.000 millones de euros a cierre de este ejercicio, para lo que la compañía proseguirá su política de desinversiones.

En concreto, y de cara a 2015, la compañía prevé realizar desinversiones en activos no estratégicos, entre los que se incluyen aeropuertos, parques eólicos, plantas termosolares, autopistas, desaladoras, activos inmobiliarios, servicios, un par de líneas eléctricas en Brasil y la red de fibra óptica de Leighton, filial de la constructora alemana Hochtief, o la externalización de algunos contratos de maquinaria.

En cuanto a la venta de renovables, el presidente de la compañía, Florentino Pérez, ha explicado que las distintas regulaciones en materia energética han perturbado las expectativas de venta de estos activos, que ya no añaden valor, y aunque en materia eólica la regulación está más despejada la nueva ley del sector eléctrico que se espera no va a facilitar la venta.

De hecho, la compañía ha provisionado 300 millones en materia de renovables.

Por lo que respecta a las ventas de concesiones, el máximo directivo de la compañía ha indicado que estas abarcarán el Eje Diagonal, la autopista de los Pirineos, otra en Castilla La Mancha y dos desaladoras.

Estas ventas no afectarán, sin embargo, a las concesiones en Estados Unidos, que aún se encuentran en una fase en la que su desinversión no generaría valor, ha reconocido.

Además, Leighton mantiene conversaciones para vender el 70% de sus activos de telecomunicaciones al fondo de pensiones de los docentes de Ontario (Canadá) por un importe de unos 460 millones de euros, prevé cerrar en breve la operación.

Según datos del grupo, esta desinversión, que abarca Nextgen Networks, Metronode e Infoplex, valora el 100 % de estos activos en 620 millones de euros.

Para los próximos tres años, el presidente de la compañía Florentino Pérez, ha abogado por reforzar el crecimiento del grupo en mercados rentables desarrollados y concentrarse en aquellas actividades relacionadas con las infraestructuras civiles e industriales que aporten rentabilidad.

De hecho, ACS seleccionará mejor los países en los que invertirá, el tamaño de los proyectos, la seguridad en el cobro y la ejecución de las obras para que todas las compañía sean rentables de forma sostenible en todos sus mercados.

Por lo que respecta a Hochtief, Florentino Pérez ha valorado el nombramiento de Marcelino Fernández Verdes como nuevo consejero delegado de la compañía y ha subrayado que su llegada ya se ha notado con la mejora de Leighton en Estados Unidos y que se va a percibir en breve en las empresas alemanas.

"Es el mejor ejecutivo de este negocio que hay en España y en el mundo y habrá un antes y un después desde su entrada en este negocio", ha agregado Pérez.

El próximo 21 de marzo la compañía comunicará el dividendo y la forma en la que se va a repartir.