Madrid. ACS, a través de Flatiron -filial a su vez de su participada Hochtief-, se ha adjudicado dos nuevos contratos de construcción de infraestructura en California y Canadá por un importe de 205 millones de euros (US$279,6 millones).

Según datos de la compañía, los contratos abarcan la ampliación de la carretera interestatal 5 en California y los trabajos de mejora de una instalación industrial en las arenas bituminosas de Alberta (Canadá).

En concreto, la compañía será la encargada de renovar por completo una sección de cerca de dos millas de la ciudad de Norwalk en California con diez carriles, de construir cinco puentes y uno peatonal por 55,4 millones de euros.

Las obras, adjudicadas por el Departamento estatal de Transporte, ya han comenzado y durarán cerca de cuatro años.

Mientras tanto, en Alberta (Canadá), la empresa se encargará de ampliar una planta industrial para la extracción de petróleo, al noroeste de la ciudad de Fort McMurray por 52,7 millones.

Los trabajos abarcan la construcción de dos túneles subterráneos, la renovación del subsuelo y el refuerzo de los cimientos.

La instalación está prevista que se complete en 2014.

Flatiron, especializada en infraestructuras de energía y transporte en norteamérica, tuvo ingresos de 736 millones de euros en 2011.