Fráncfort. La actividad bancaria internacional se expandió entre finales de marzo y finales de junio por segundo trimestre consecutivo tras una fuerte contracción en 2012 y 2013.

El Banco de Pagos Internacionales (BPI) informó de que la tasa de crecimiento de anual de los préstamos transfronterizos se volvió positiva por primera vez desde finales de 2011 y se situó en el 1% a finales del pasado junio, frente al año anterior.

La contracción de la actividad bancaria que comenzó a finales de 2011 finalizó en el primer trimestre de 2014, según la fuente.

Los bancos que informan al BPI canalizaron más crédito a los fondos de inversión y otras entidades que no son bancos en las Islas Cayman.

Los préstamos transfronterizos a las economías emergentes continuaron su recuperación desde la caída de mediados de 2013, sobre todo, a China.

Sin embargo, se produjeron caídas del crédito en el Este de Europa, especialmente a Rusia y Ucrania, según el BPI.