Lima. El desarrollo de la actividad forestal en Perú aportará unos US$3.000 millones en ingresos anuales al producto interno bruto (PIB), afirmó este martes el ministro peruano de Agricultura y Agua, Juan Manuel Benites.

Benites destacó que este sector es uno de los más atrasados, pero, pese a esta situación de abandono en el que se han encontrado por muchos años cuenta con gran oportunidad de desarrollo mediante concesiones.

El ministro hizo estas declaraciones durante la firma del acta en Lima, donde se instauró la consulta previa a las comunidades indígenas en casos de concesiones territoriales y se aprobaron las propuestas del Reglamento de la Ley Forestal del país.

Una de las iniciativas que ha lanzado Perú en es la fusión del Centro de Innovación Tecnológica de Madera y el Instituto Nacional de Innovación Agraria, lo cual contribuirá al desarrollo de este sector productivo.

Benites subrayó que el despegue de esta actividad económica, con la participación de las inversiones privadas y las comunidades nativas, contribuirá con 2,0% a la economía del país.

Puntualizó que Perú compra en el exterior productos maderables por un monto cercano a US$1.000 millones y sólo exporta US$150 millones, pese a la inmensa riqueza forestal con que cuenta en la Amazonía.