Londres. La actividad manufacturera en la zona euro se expandió en mayo a un ritmo considerablemente más lento que el máximo de 46 meses registrado en abril, ante una desaceleración de la producción, según los datos de la encuesta del PMI del sector manufacturero.

Las presiones de costos también fueron al alza, con el precio de las materias primas fabriles que subieron obligadamente ante la debilidad del euro.

El índice de Gerentes de Compra de Manufactura de Markit en la Zona Euro (PMI) registró en mayo una cifra revisada de 55,8 su nivel más bajo en tres meses y una décima por debajo del dato preliminar, frente al 57,6 de abril.

En todo caso, se mantuvo por sobre el nivel 50, que divide al crecimiento de la contracción.

El crecimiento de la producción y de los nuevos pedidos se atenuó marcadamente mientras que las condiciones del mercado doméstico decayeron, aunque el débil euro ayudó a que las ventas por exportaciones aumentaran fuertemente.

"El dato de mayo da cuenta de la velocidad con la cual la incertidumbre que rodea la crisis de deuda soberana parece haber golpeado la actividad empresarial", dijo Chris Williamson, analista del proveedor de datos Markit.

"Sin embargo, es importante destacar que el ritmo de crecimiento se mantuvo robusto y la desaceleración de mayo sin duda refleja una devolución del crecimiento sumamente fuerte de abril en algún modo", agregó.