Los activos del Centro Bancario Internacional (CBI) y del Sistema Bancario Nacional (SBN) de Panamá crecieron 10% y 10,5% durante 2012, respectivamente, a tono con el avance de casi 11% en la economía nacional estimado por el gobierno.

El superintendente de Bancos, Alberto Diamond, indicó que los activos del CBI, que incluyen los bancos de licencia general y los bancos de licencia internacional, totalizaron US$89.771 millones.

Los activos del SBN fueron entretanto del orden de los US$72.937 millones, añadió el ejecutivo bancario, que atribuyó el crecimiento al acompañamiento de la banca a la dinámica de la economía panameña en general, así como a la confianza de los depositantes en el sistema, lo cual alienta la disponibilidad de crédito.

Estimó que el centro bancario panameño tendrá un crecimiento importante este año, a tono con el comportamiento de la economía en el país y descartó un efecto negativo externo que pueda afectar a la plaza.

El informe, presentado ante representantes del gobierno, financieros, abogados, auditores, representantes de calificadoras y miembros del cuerpo diplomático y de la prensa, identificó entre los aspectos más sobresalientes del CBI el crecimiento continuo del crédito y el descenso de la morosidad crediticia.

También se resaltó que hubo en la plaza estabilidad de las fuentes del CBI, una sólida generación de ingresos, un comportamiento estable de la liquidez por encima del índice legal y una robusta capitalización bancaria.

El balance mostró además que la principal actividad del sector sigue siendo el otorgamiento del crédito, que representa el 62,4% del total de los activos del centro, o un 0,4% más en comparación con 2011.

La cartera de préstamos locales, que incluye tanto al sector público como al sector privado, se calculó en US$33.095 millones, un incremento de 14,2% respecto al período anterior.

Los depósitos totales del CBI al cierre de diciembre de 2012 sumaron US$64.009 millones, un crecimiento anual de 10,4%, respecto a 2011.