Para el 2026, Ecuador debería producir el 78% de la energía mediante fuentes renovables, según determina una actualización de la política energética del país.

Los cambios fueron aprobados la semana última por el Ministerio de Energía y Minas (MEM).

Según la proyección del Plan de Expansión del Sistema de Generación 2012-2026, solo durante el 2012 habrá una demanda de energía de ocho mil 797 Gigavatios hora (GWh) de energía y de mil 597 Megavatios (MW) de potencia.

Se prevé una capacidad de generar 50,5%  con hidroeléctricas, 3,6% con geotérmica, 3,5% con búnker, 12% con biomasa, 9% mediante la interconexión eléctrica con México y 21,3% con carbón.

Según esa matriz energética, el 54,1% de la generación será mediante energías renovables.

Mientras que para el 2026 se espera que el 78% sea cubierto con fuentes renovables; 58,3% con hidroeléctricas y 18,2% con geotérmicas; con biomasa —ingenios azucareros— 7,1%, y con carbón 16,1%, mientras que con las importaciones de México 0,2%, estos porcentajes van en función de una demanda proyectada de 15 mil 713 GWh de energía y dos mil 785 Mw de potencia, en un escenario medio.

Las autoridades también presentaron un escenario en el que la demanda sería de 19 mil 255 GWh y tres mil 299 MW, al tomar en cuenta proyectos industriales y al empuje del Programa de Electrificación Rural (PER) para aumentar la cobertura, indicó el presidente de la Comisión Nacional de Energía Eléctrica (CNEE), Carlos Colom.

El funcionario agregó que la meta es buscar más generación con recursos naturales y bajar la dependencia a los derivados del petróleo que se tiene en la actualidad, así como bajar o estabilizar los precios de la energía.

Según las proyecciones en el plan se prevé bajar la generación de Tonelada de CO2 —dióxido de carbono— per cápita, ya que sin cambio de matriz sería de 0,33 per cápita en el 2026, y con las modificaciones planificadas bajaría a alrededor de 0,12.

Colom indicó que la matriz energética deberá cubrir el crecimiento de la demanda natural de ese servicio, unido a los proyectos que fija el plan de transmisión del país previsto para el 2021, que aumentar la cobertura eléctrica.

Del 2012 al 2026 se tiene proyectado ejecutar 51 proyectos de generación eléctrica con fuentes renovables, entre las cuales está en construcción Palo Viejo, con 84 MW de capacidad, sumado a tres geotérmicas, una eólica y el resto, hidroeléctricas.

Otros 12 proyectos con recursos no renovables, entre estos la construcción de la planta de carbón Jaguar Energy, con capacidad de 300 MW, así como algunas de búnker, de gas natural e híbridas.

En ese plazo se espera instalar mil 685 MW de capacidad, de los cuales, el 83,7% sería con recursos renovables, según el plan.

Para la licitación de 800 MW que tendría que empezar a operar entre el 2015 y el 2030, al menos 480 MW deberán ser renovables.

En el plan se recomienda desarrollar e implementar una política para el desarrollo de recursos geotérmicos, incluso analizar mecanismos de licitaciones en el marco de la Ley General de Electricidad en la Ley de Incentivos para el Desarrollo de Proyectos de Energía Renovable y la de Alianzas Público Privadas.