Londres. Al menos dos de los diez accionistas principales de la minera Xstrata dijeron este martes que votarían en contra de una adquisición por parte del operador de materias primas Glencore, amenazando la creación de un gigante con ramificaciones en rubros como la minería, la agricultura y la intermediación.

Standard Life Investments, el cuarto inversionista más grande de Xstrata, y Schroders declararon que el acuerdo por US$41.000 millones para adquirir el 66% que Glencore no posee de la minera, subestima el valor de sus acciones.

El acuerdo, diseñado para competir con mineras como BHP Billiton y Rio Tinto, tiene que ser aprobado por 75% de los accionistas, excepto por Glencore, que no puede votar.

Los dos fondos de inversión poseen 3,6% de las acciones de Xstrata, pero tienen 5,6% de las acciones que se requieren para la aprobación. Su postura podría convencer a otros de imitarlos.

"Estoy completamente de acuerdo con Standard Life y pretendemos hacer exactamente lo mismo. Este es un acuerdo fabuloso para Glencore, es probablemente un gran acuerdo para la cúpula de Xstrata, pero es un pobre acuerdo para los accionistas mayoritarios de Xstrata", manifestó Richard Buxton, de Schroders.

El presidente ejecutivo de Xstrata, que será el presidente ejecutivo de la compañía fusionada, Mick Davis, admitió que ambas firmas tendrían que trabajar duro para convencer a algunos de los accionistas.

"Claramente tenemos que ir donde nuestros accionistas y hablar con ellos y convencerlos de la transacción (...), tenemos un largo período de gestación, eso lo reconocemos", dijo durante una presentación con analistas.

El nuevo grupo, que tendrá activos mineros desde Nueva Caledonia a la República Democrática de Congo, utilizaría su fuerza combinada para ver otros posibles objetivos de adquisición, que incluirían posiblemente a la minera Anglo American, manifestaron analistas.

"Es esperable que el grupo combinado esté en el espacio de las fusiones y adquisiciones", puntualizó el presidente ejecutivo de Xstrata, quien será presidente ejecutivo de la nueva Glencore, agregando que "tenemos una empresa combinada con mucha mayor flexibilidad para ser oportunista y capturar las oportunidades correctas cuando aparezcan".

Glencore emitirá 2,8 acciones por cada papel de Xstrata, en un acuerdo que fue calificado como una "fusión de iguales".

La prima es de 15,2% para los accionistas de Xstrata en comparación al precio de sus acciones el miércoles pasado, antes de que se filtraran las noticias sobre las negociaciones de la fusión, señaló un comunicado conjunto.

El presidente de Xstrata, John Bond, y el presidente financiero ,Trevor Reid, conservarán sus puestos, mientras que el presidente ejecutivo de Glencore, Ivan Glasenberg, un multimillonario que posee 15,8% de la firma, será el presidente y presidente ejecutivo adjunto de la nueva compañía.

Los accionistas de Xstrata -aparte de Glencore, que ya tiene una participación del 34% en el grupo minero- tendrán la propiedad del 45% del nuevo grupo, que se llamará Glencore Xstrata Internacional.

Auge de la demanda. El unir a Xstrata, la cuarta mayor minera diversificada del mundo, y Glencore creará un grupo que buscará aprovechar el aumento de la demanda de materias primas en los próximos años de parte de China y otros países emergentes.

Los reguladores de la competencia escudriñarán el acuerdo con cuidado, debido a que la nueva compañía tendrá una influencia grande sobre mercados clave como los de carbón térmico, cobre, zinc y otros.

"Muchos gobiernos pueden aprovechar la oportunidad para revisar la influencia Glenstrata en las importaciones y exportaciones de alimentos e industriales, por lo que (...) podría verse forzada a renunciar a algunos de sus otros papeles", dijo Neil Dwane, presidente de inversiones de CRM, una unidad de de Allianz Global Investors, un accionista de Xstrata.

El grupo combinado espera sinergias de al menos US$500 millones y que aporte a las ganancias los accionistas de Xstrata en su primer año contable completo.

Como el mayor exportador mundial de carbón para plantas de energía y un productor de cobre, la empresa conjunta aspira a tener el peso como para competir con líderes del sector minero como BHP Billiton, Vale y Rio Tinto.

La firma habría tenido ingresos por US$209.000 millones y una ganancia estructural ajustada de US$16.200 millones durante el 2011.

El acuerdo es el más grande en el sector minero desde que Rio Tinto compró Alcan en 2007.

Las acciones de Xstrata caían 2,8%, mientras que las de Glencore avanzaban 1% en las primeras operaciones de este martes frente a una caída del 1,6% en el sector.