Bogotá. El gobierno colombiano adjudicó hoy a un consorcio nacional el contrato para la modernización del aeropuerto internacional Ernesto Cortissoz de Barranquilla, en el norte del país, obra en la que se invertirán 345.453 millones de pesos (unos US$145 millones).

La concesión fue adjudicada a Aeropuertos Colombia SPV, consorcio formado por las firmas Valores y Contratos (Valorcon) con una participación del 41,5%; Equipo Universal (41,5%) e Inversiones Millenium Azipo (17%), informó la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI).

El vicepresidente colombiano, Germán Vargas Lleras, que tiene a su cargo la gestión de las grandes obras de infraestructura del país, dijo que las obras incluyen la repavimentación total de la pista, la renovación de los sistemas de iluminación, la construcción de una vía perimetral, la remodelación de la terminal de pasajeros de 15.000 metros cuadrados y la ampliación de la zona internacional.

Vargas Lleras señaló además que se construirá una zona de abastecimiento de combustible, una nueva terminal de carga de 6.200 metros cuadrados, un edificio de mantenimiento de aeronaves, más locales comerciales y estacionamientos para vehículos.

En la subasta participó también otro consorcio integrado en partes iguales por Pavimentos Colombia y la peruana Graña y Montero.

El aeropuerto Ernesto Cortissoz tiene una pista de 3.000 metros de longitud y el año pasado tuvo un tráfico de casi 2,19 millones de pasajeros, entre nacionales e internacionales, y de 26.788 toneladas de carga.