La Unidad de Planeación Minero Energética (Upme) adjudicó a la Empresa Energía de Bogotá (EEB) el proyecto Sogamoso – Norte– Nueva Esperanza con una inversión estimada en cerca de US$171 millones.

En un informe de prensa, la empresa bogotá recordó que el pasado 24 de abril, la Junta Directiva había autorizado participar en la convocatoria para seleccionar el inversionista para el diseño, adquisición de los suministros, construcción, operación y mantenimiento de la Subestación Norte 500 kV y la línea de transmisión Sogamoso – Norte - Nueva Esperanza 500kV y con una oferta competitiva ganó con eficiencia.

Este proyecto, que se encuentra contemplado en el Plan de Expansión de la UPME 2013-2027, es importante para garantizar el servicio de energía en el centro oriente del país, particularmente en los departamentos de Cundinamarca, Meta y Tolima, y en la capital de la República. Así los bogotanos recibirán una mayor confiabilidad gracias a EEB.

La presidente del Grupo Energía de Bogotá, Sandra Stella Fonseca Arenas, manifestó que este proyecto “ratifica el liderazgo del Grupo Energía de Bogotá en el desarrollo de la expansión del Sistema de Transmisión Nacional y es un paso importante que damos en la consolidación de nuestro plan de expansión y crecimiento en Colombia contribuyendo con energía al país”.

Destacó que esta es una más de las convocatorias que gana la empresa, de los 14 proyectos que tiene previsto el gobierno nacional para este 2014. “EEB consolida su participación e interés por ser un actor activo y participativo en el desarrollo del país mediante la realización de proyectos que contribuyan a llevar la mejor energía a los colombianos”, manifestó Fonseca.

Este proyecto se suma a los que ya desarrolla la compañía en varias partes del país como lo son el Proyecto Armenia – Subestación de 230Kv y líneas de transmisión asociadas; la Subestación Alférez 230kv y líneas asociadas que entren operación en febrero anterior; la Subestación Tesalia 230kv y líneas asociadas; las Subestaciones Chivor II y Norte 230kv y líneas asociadas, y la Construcción SVC – Subestación Tunal Bogotá. Así se consolida como el segundo transmisor de energía eléctrica en Colombia y el primero con mayor crecimiento en los dos últimos años.