A las 22:00 del sábado se restableció el servicio en el departamento sureño de Ñeembucú, según un boletín de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE).

Los inconvenientes pudieron ser resueltos luego de dos días de cortes de energía, que afectaron principalmente a los usuarios de Pilar, Humaitá, Isla Umbú, General Díaz, Paso de Patria, San Juan de Ñeembucú y otras localidades aledañas.

Los técnicos instalaron torres de hierro octagonales para remplazar las estructuras destruidas por el temporal que cayó en las primeras del viernes.

Los fuertes vientos derribaron las piezas metálicas de gran porte, por lo que el servicio quedó resentido en gran parte de Ñeembucú.

Los destrozos, localizados en la compañía San Antonio del distrito de Desmochados, incluso obligaron a la ANDE a declarar emergencia energética.

La institución estatal explicó que los trabajos tuvieron retrasos debido a que se trata de una zona pantanosa, lo que dificulta el acceso por tierra.

El servicio debía normalizarse ya para las 17:00 del sábado, sin embargo nuevamente hubo demoras.

Para las tareas, la ANDE contó con el apoyo del Ministerio de Obras Públicas, la Gobernación de Ñeembucú y los municipios aledaños