Los últimos días llovieron las denuncias de sobrefacturación contra la Administración Nacional de Electricidad (ANDE). La Secretaría Nacional Anticorrupción de la Presidencia de la República, dirigida por Carlos Ramírez Montalbetti, pidió explicaciones a la estatal sobre casos específicos arrimados a esa repartición.

El jefe de Facturación de la estatal, Yimy Barreto, dijo que son normales las denuncias en el verano porque la gente utiliza más sus acondicionadores de aire. “Nosotros estamos recibiendo alrededor de siete denuncias por día, la mayoría es porque el usuario aumentó su consumo. También se debe a la mala lectura de los medidores que hacen los funcionarios, pero es menor, es ínfimo”, expresó.

En el caso del asentamiento de Lambaré (Villa Rodrigo), donde los usuarios denunciaron la factura inflada, Barreto explicó que “ellos pagan una tarifa social, y en este caso consumieron más de los 300 kilowatts hora establecidos en la normativa, se excedieron, por lo tanto deben pagar la diferencia”, dijo.

Insistió en que es normal la queja de los usuarios cada verano porque las altas temperaturas les obligan a utilizar más tiempo sus aparatos de aire acondicionado.

Todas las denuncias son investigadas por la estatal de electricidad para determinar el problema, según el funcionario.

Uno de los usuarios afectados por la sobrefacturación se quejó porque en su caso se equivocaron en el momento de la lectura de su medidor.

“Se trata de una confianza, entre la empresa y el usuario, por lo que el proceso de medición y levantamiento de datos deben ser veraces”, expresó.
"El personal toma los datos del medidor y lo hace mal. Esos datos erróneos son ingresados al sistema. Es el momento en que los funcionarios deberían cotejar con el consumo anterior para detectar la sobrefacturación. Si realizara este tipo de control cruzado evitaría generar problemas a sus usuarios debido al error del personal", añadió.

Una solución a este tipo de problemas sería la instalación de medidores prepagos, así como se usa en Colombia, y que está visto que funciona con las celulares.

Pero permite ilegalidad... Paradójicamente, la ANDE permite por un lado que miles de personas roben la electricidad conectándose en forma clandestina a sus redes y por el otro castiga a los usuarios que abonan su cuenta en forma.

Una de las denuncias más graves de sobrefacturación es de un usuario que venía pagando G. 5.000 (US$1,2). Ahora le vino G. 4.800.000 (US$1.195,4).

Los funcionarios de la estatal hasta se ofrecieron para solucionar el problema por la módica suma de G. 2.000.000. En este caso las autoridades de la ANDE abrieron una auditoría a todo el sistema de facturación.