Panamá. La administración del Canal de Panamá llamó este lunes a sus trabajadores a no cerrar más calles como medida de presión, en momentos en que se negocian aumentos salariales con representantes de las organizaciones obreras.

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) crítico lo que desde su perspectiva es la estrategia de la organización Non Pro y de sus afiliadas, de organizar manifestaciones callejeras mientras se desarrollan negociaciones formales, las cuales llevan ya seis semanas.

Se calcula que Non Pro representa el 81% de alrededor de 10.000 trabajadores al servicio de la vía interoceánica.

Los negociadores de la ACP, también trabajadores del Canal de Panamá, se mantienen en la mesa de negociación enfocados en analizar con seriedad las propuestas de ambas partes para lograr acuerdos razonables que redunden en mejoras salariales.

La administración canalera aseguró en un comunicado que casi todos los trabajadores de la vía interoceánica, cuya fuerza laboral es de alrededor de 10.000 personas,  mantienen una actitud responsable en sus puestos de trabajo, sin renunciar a sus aspiraciones.

Señaló sin embargo quela posición de los dirigentes de los sindicatos se mantiene inflexible, con propuestas insostenibles que pueden causar un golpe al bienestarde los panameños y a la estabilidad financiera de la empresa, al comprometer su desarrollo y crecimiento.

Según la ACP, la más reciente propuesta presentada por Non Pro es diferente a la del inicio de las negociaciones, con aumentos de US$10 la hora repartidos en cuatro años, lo cual representa 223 millones de dólares en el primer año y un aumento en el costo de la planilla del Canal por US$2.708 millones en cuatro años.

Esta cifra es el equivalente a más del 50% del costo del programa de ampliación del Canal de Panamá.

Se añadió que el costo señalado es, además, cientos de millones más de lo que puede costar la línea dos del sistema de transporte Metro, por construirse en la capital panameña.

La ACP mantiene su propuesta de aumentar 15,3% los salarios en los próximos cuatro años, al comenzar con un aumento de 5% en 2016, de 3,5% en 2017, de 3% en 2018 y de 3% en 2019.

Agregó que adicionalmente ofrece 70 horas como bono de incentivo a la productividad, eficiencia, seguridad y puntualidad, lo cual se detalló que representa un aumento de US$134 millones en cuatro años.

Hasta el momento los trabajadores no han emitido reacción alguna sobre el comunicado de la ACP.