Ciudad de México. AT&T y Telefónica México aseguraron que las tarifas de interconexión para el 2018 definidas por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) únicamente beneficiara al agente económico preponderante,afectará a la industria y los usuarios, e implica un "cambio de reglas del juego".

Para Telefónica Movistar, dijo, como para muchas otras compañías, el no cobro de la tarifa de interconexión por parte del AEP, fijada inicialmente por la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, fue lo que permitió el lanzamiento de planes de voz ilimitados, y otros servicios que no hubieran podido lanzarse al mercado bajo condiciones distintas. 

La firma española advirtió que esta alteración de la política pública constituye un verdadero “cambio de las reglas del juego” sobre las que las empresas del sector, como Telefónica, "habíamos basado nuestras decisiones en los últimos años; decisiones como inversión, ofertas ilimitadas de voz, evolución tecnológica, mayor oferta de servicios y atención a clientes".

Dijo que permitir que el Agente Económico Preponderante (AEP) cobre 0.028562 pesos (US$1.48) por minuto en cada llamada celular a partir del próximo año, en comparación a los 0.112799 pesos (US$5.86) de las empresas de menor escala, genera una asimetría de tan solo 0.084237 pesos (US$4.38); es decir una reducción del 55.8% de la asimetría actual de 0.1906 pesos (US$99,17) por minuto.

Por su parte, AT&T aseguró que la nueva tarifa de interconexión, que fijó el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), "es un paso atrás en el camino para cumplir el objetivo de las reformas" y beneficia al agente económico preponderante.  En tanto,  la firma estadounidense estudiará la decisión del IFT y su impacto.

"Trabajaremos con el IFT para hacer cumplir las reformas, de manera que podamos continuar impulsando mayor innovación y competencia, en beneficio de los consumidores mexicanos", dijo.

AT&T se dijo "decepcionada", ya que la nueva tarifa de interconexión es un paso atrás en el camino para cumplir el objetivo de las reformas y beneficia al agente económico preponderante y afecta a los consumidores y competidores.

Afirmó que en los últimos tres años, la política de tarifa cero funcionó y trajo mayor inversión, más y mejores servicios móviles, y precios dramáticamente más bajos para millones de consumidores mexicanos. 

Este jueves, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) determinó las tarifas de interconexión para servicios de telecomunicaciones móviles que regirán en 2018.

Con dicha resolución, el IFT cumplió con la sentencia de la Suprema Corte, de agosto pasado, relativa a las tarifas asimétricas de interconexión.

Telefónica México aseguró que la Reforma en Telecomunicaciones está fallando en el tema de concentración del mercado, puesto que el mexicano continúa siendo uno de los mercados más concentrados del mundo, con 65% de cuota en el operador dominante en servicios de voz móvil. 

Además que, hay evidencia de que el poder del AEP, ejercido en el mercado de voz móvil, se está trasladando al de la banda ancha móvil, donde ya cuenta con más del 70% de cuota.