La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) de Venezuela, que aglutina a la oposición al gobierno de Hugo Chávez, denunció este sábado que existe un incremento notable de alimentos que han sido importados y que habrían entrado en estado de descomposición.

"Podría ascender a 170 millones de kilos y no sólo 130 millones como se ha informado hasta ahora", informó este sábado el MUD.

Los opositores manifestaron que adelantarán una investigación exhaustiva de los hechos y presentarán las conclusiones a las autoridades.

Informaron que el informe llegará "a las distintas instancias y organismos del Estado, aunque no se produzca una respuesta oficial".

Para el MUD, es inaceptable que la pérdida indiscriminada de la vida de la capacidad de los alimentos para ser consumidos sólo haya producido la detención de tres de los ex directivos de la estatal Productora y Distribuidora Venezolana de Alimentos.

Voceros de la plataforma de oposición indicaron que son numerosos los implicados en la estructura de importación, y de allí la posibilidad de que haya muchos más responsables.

Según cálculos iniciales, la cantidad de alimentos vencidos alcanza los seis kilogramos por cada ciudadano venezolano.