Santiago. - El regreso del polémico controlador de la chilena SQM Julio Ponce como asesor de la minera es "complejo" y se debe revisar si cumple con un acuerdo de alejarse de la firma para extender un contrato con el Estado, dijo el miércoles el ministro de Hacienda, Felipe Larraín.

SQM confirmó este martes que contrató como asesor del directorio a Ponce, una decisión que provocó críticas de empresarios y políticos, porque regresa a la compañía con una función que estaría en el límite de lo pactado previamente con la agencia estatal Corfo.

El exyerno del fallecido dictador Augusto Pinochet ha estado en medio de la polémica durante los últimos años por sus vinculaciones con el financiamiento ilegal de campañas políticas con dinero de SQM, una de las mayores productoras mundiales de litio.

"Lo que hay que ver aquí es cuáles son los instrumentos que tiene el Estado frente a esto. Lo que hay es un contrato y lo que hay que tener es serenidad para analizar los temas. Concuerdo que es una situación compleja, es una señal compleja", dijo Larraín a la radio Cooperativa.

Desde diferentes sectores políticos se busca presionar al recientemente asumido gobierno para que revise el acuerdo firmado entre Corfo y los dueños de SQM con el fin de despojar del negocio del litio a Ponce.

La salida de Ponce y de su familia de la dirección fue uno de los requisitos que puso Corfo -dueña del principal activo que explota la minera- cuando en enero firmó un acuerdo por disputas sobre regalías que le permitió elevar la producción del mineral ante la explosiva demanda de la industria de autos eléctricos.

El nuevo contrato estuvo condicionado a que Ponce no intervenga en las decisiones de la empresa, luego que además fue multado por el regulador de valores debido a operaciones irregulares con acciones de SQM y sus sociedades controladoras.

"La pregunta es si esto está o no de acuerdo al contrato firmado entre las partes. Esa es la herramienta legal que tiene en este momento el gobierno. Si es que existe o no un cumplimiento o incumplimiento de este contrato", dijo Larraín.

Poco después de conocerse el martes la llegada de Ponce y su hermano Eugenio como asesores, Corfo dijo en un breve comunicado que "velará porque se cumpla estrictamente el contrato firmado".

SQM, en tanto, sostuvo que "la contratación de ambos profesionales como consultores no contraviene en ninguna circunstancia los acuerdos entre SQM y Corfo".

Desde diferentes sectores políticos se busca presionar al recientemente asumido gobierno para que revise el acuerdo firmado entre Corfo y los dueños de SQM con el fin de despojar del negocio del litio a Ponce.

"Todavía podemos recuperar el litio, pero se requiere de audacia, requiere que el presidente (Sebastián Piñera) se juegue (...) por los recursos de Chile", dijo el senador y excandidato presidencial Alejandro Guillier.