México posee un gran potencial para el crecimiento en el mercado de lujo, por arriba de países como Estados Unidos y Alemania, donde se estima que esta industria alcanzará un valor por US$5.000 millones en el 2021; no obstante, el fenómeno inseguridad podría frenar ese panorama, alertó Alejandro Desfassiaux, Presidente Fundador del Consejo Nacional de Seguridad Privada (CNSP).

Las tiendas de lujo en el país crecieron 42% en los últimos cinco años a la par de los corredores de comercialización de artículos de lujo en el país, comentó.

El principal corredor de lujo en la Ciudad de México se ubica en la avenida Presidente Mazaryk en la colonia Polanco, junto con el de Garza García en Nuevo León. Sin embargo, la principal exigencia de los empresarios es seguridad para sus consumidores y proveedores.

México tiene la posición número nueve en términos del valor del consumo de este tipo de productos y se estima que para el 2030, el número de personas con ingresos de US$30 millones aumentará 34%, comentó en un comunicado.

“La seguridad en los centros comerciales debe de incluir aspectos tan sencillos como la atención a quien pierde su boleto de estacionamiento o el impedir pernoctar en las plazas a vagos y delincuentes e incluso, cerciorarse que los clientes no olviden infantes o mascotas en el auto”, consideró.