La aerolínea estatal boliviana BOA volará en los próximos meses a la ciudad estadounidense de Miami y a la argentina de Salta, que serán los nuevos destinos internacionales que se sumarán a los actuales de Buenos Aires, Sao Paulo y Madrid.

El gerente de la empresa Boliviana de Aviación (BOA), Ronald Casso, anunció este sábado que los nuevos destinos están en trámite, durante un acto para conmemorar el cuarto aniversario de la aerolínea, al que asistió el presidente Evo Morales.

BOA comenzó a operar el 30 de marzo de 2009 con un capital de US$15 millones y en 2012 obtuvo utilidades netas por US$14 millones, una cifra récord para la compañía.

La aerolínea opera con diez aviones, en cuatro años realizó 41.730 vuelos, voló más de 43.000 horas, trasladó casi 4 millones de pasajeros y ha reportado ingresos por US$265 millones.

BOA también consiguió este sábado la certificación IOSA (Auditoría Operativa de Seguridad), de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA).

El presidente Morales destacó los resultados positivos de esta empresa estatal y ratificó que está en negociaciones para que este año pueda contar con dos aviones de la empresa Airbus, un asunto sobre el que ya tuvo conversaciones en París hace tres semanas.