Sao Paulo. La brasileña Gol Linhas Aéreas está concentrada en generar ganancias y no espera mantener su recientemente adquirido estatus de aerolínea número uno, dijo este viernes el presidente ejecutivo Constantino de Oliveira Junior.

Oliveira dijo en el Foro de Reuters sobre Inversión en América Latina que su compañía tampoco se lanzará en busca de fusiones y adquisiciones para mantener el ritmo con la reciente expansión de su principal rival brasileña, TAM Linhas Aéreas.

"El liderazgo (en el mercado) es importante, pero tenemos que pagar las cuentas todos los días", dijo el ejecutivo.

Un conjunto de nuevas empresas y actores ya establecidos están luchando por el control del creciente mercado de aerolíneas de pasajeros en Brasil, que registró un crecimiento del tráfico de más de 20% el año pasado.

Gol, una aerolínea con diez años de antigüedad y bajo costo, superó a TAM en febrero como la principal del país, según datos de la industria.

Sin embargo, Oliveira advirtió que los datos del mes pueden estar influenciados por el efecto por una vez en el calendario del Carnaval, que este año se realizó en marzo en vez de febrero, como es usual.

Mientras tanto, TAM ha tomado medidas para recuperar el primer lugar. La compañía acordó el año pasado una fusión con su rival chilena LAN Airlines y también ha comenzado conversaciones de fusión con su rival local TRIP, la sexta mayor línea aérea del país.

"Estamos viendo una reacción por parte de nuestro competidor (...) para reequilibrar la ecuación", manifestó Oliveira, que también dijo que incluye menores precios y promociones "agresivas".

"No vamos a descuidar las ganancias para mantener nuestro liderazgo", agregó.

Afirmó que Gol seguirá controlando costos, aunque no prevé ninguna nueva medida para recortarlos en el corto plazo.

Según Oliveira, la compañía seguirá concentrándose en rebajar los precios de los pasajes aéreos y dará otros pasos para atraer a la creciente clase media brasileña, que está abandonando los viajes en buses y optando por volar por primera vez.

El tráfico aéreo de pasajeros en Brasil debería seguir creciendo a un ritmo de dos dígitos o hasta tres veces el ritmo de crecimiento de la economía, afirmó el ejecutivo.

Pese al robusto tráfico hacia destinos en el Caribe y a alto potencial de crecimiento en rutas entre países sudamericanos, Oliveira dijo que Gol no añadirá nuevos destinos en Latinoamérica en 2011.

El ejecutivo dijo que confía en que los sobrecargados aeropuertos de Brasil recibirán una significativa restauración en los próximos años, dado que el Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff ha convertido eso en una prioridad.