Tras estar suspendida por 18 meses por las autoridades de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de México, la aerolínea mexicana Aviacsa retomará sus vuelos para este 14 de febrero.

La aerolínea, que en la actualidad enfrenta deudas por 1.700 millones de pesos mexicanos (US$141 millones), distribuídos entre pasivos fiscales, bancarios y con proveedores varios, cuenta con un plan de negocios impulsado por el Grupo Madero para reestructurar la empresa.

Se contempla que el reinicio de las operaciones de Aviacsa se ejecute con 4 aviones y paulatinamente se incorporen las otras aeronaves.

El objetivo de los inversionistas es mantener a los mil 600 trabajadores de la aerolínea e inyectar 3.700 millones de pesos (US$307 millones) para renovar paulatinamente a toda su flota, compuesta de 16 aeronaves. Además, se busca solucionar los pasivos de la empresa.

Se prevé que en 15 días Aviacsa recupere su certificado como empresa, reveló una fuente. Agregó que entre las primeras rutas que operará estarán Monterrey, Guadalajara, Acapulco, Tuxtla Gutiérrez y Tapachula, que tradicionalmente fueron muy rentables para esta aerolínea, de acuerdo a La Jornada.

La aerolínea se vio obligada a recurrir a concurso mercantil para evitar la quiebra, pero tiene vigente su título de concesión.

Se contempla que el reinicio de las operaciones de Aviacsa se ejecute con 4 aviones y paulatinamente se incorporen las otras aeronaves. Los pilotos y sobrecargos, los cuales ya trabajaban en la firma aérea desde la suspensión en junio de 2009, revalidaron su certificación, con lo que están listos para reiniciar actividades.