México. La atribulada Mexicana de Aviación, una de las dos mayores aerolíneas de México, debe reducir sus costos laborales o está destinada a desaparecer, dijo este lunes su director, Manuel Borja.

Mexicana, controlada por Grupo Mexicana, vive una situación financiera crítica tras el brote de influenza A H1N1 que sacudió al país en 2009 y por la recesión económica -la peor de México en más de siete décadas- que causaron un desplome de las ventas de boletos.

"La alternativa real es tener contratos colectivos que sean competitivos. Y si ellos (los sindicatos) dicen 'no', entonces la empresa no es viable y no puede seguir existiendo", advirtió Borja en declaraciones a Radio Fórmula.

Las modificaciones contractuales son parte de una reestructuración más amplia propuesta a sus sindicatos, que incluye ajustes a la plantilla laboral, rutas e itinerarios.

Rechazo de pilotos. Los pilotos rechazan cambiar sus contratos y salarios debido a que desde el 2006 firmaron acuerdos para elevar la productividad con ahorros anuales por US$50 millones.

Borja dijo que las otras alternativas que analiza Mexicana son vender la aerolínea a los sindicatos de pilotos y sobrecargos o solicitar a una corte protección por bancarrota, un procedimiento llamado "concurso mercantil".

La firma, que vuela a 50 ciudades en México, Centro y Sudamérica, el Caribe y Europa, transportó 11.1 millones de pasajeros en el 2009.

Rechazan comprar. Borja dijo que dos ofertas que se presentaron a los sindicatos de pilotos y sobrecargos para venderles la aerolínea fueron rechazadas el fin de semana.

El rechazo se debió principalmente a que las ofertas no incluían ceder a los sindicatos la marca "Mexicana", con 89 años en el mercado, dijo por su parte el líder del sindicato de pilotos, Fernando Perfecto, también a Radio Fórmula.

El dirigente argumentó que la difícil situación de la aerolínea se debe a una mala administración y a que los accionistas no han realizado las inversiones de capital que prometieron cuando compraron la compañía.

Mexicana y otros activos fueron vendidos por el Gobierno en 2005 al grupo hotelero local Posadas en 165 millones de dólares.

Más tarde, el grupo fue vendiendo participaciones accionarias a varios empresarios mexicanos.

El directivo comentó que inversionistas locales y extranjeros desean participar en la aerolínea siempre y cuando baje sus costos laborales, que representan un 20 por ciento del total.

Grupo Mexicana, que también controla a las aerolíneas filiales Click y Link, buscó colocar este año un bono por 250 millones de dólares garantizado en parte por el banco estatal de fomento Bancomext, pero la entidad no respaldó la emisión y el plan se vino abajo.

Mexicana de Aviación tiene una deuda total de 10,000 millones de pesos (US$796 millones) y activos por 11,000 millones de pesos, dijo Borja.