Copa Airlines a través de un corto comunicado informó que sus operaciones y vuelos comerciales entre Panamá y Venezuela se mantienen con normalidad.

Esto a raíz del anuncio del presidente de Venezuela Nicolas Maduro de romper las relaciones comerciales y diplomáticas con Panamá.

La empresa panameña tiene un cuanta por cobrar de unos US$400 millones en el mercado venezolano, esto por las dificultades que tiene el país en cuanto las divisas. Esta deuda está siendo gestionado por la Asociación Internacional de Aerolineas porque en igual situación se encuentran otras empresas de aviación las cuales podría estar acumulando en total unos US$3.000 millones.