Pasar al contenido principal
Aerolínea VivaColombia reconoce que no le está resultando rentable volar a Panamá
Lunes, Febrero 29, 2016 - 09:51

Juan Emilio Posada, CEO de la firma, reconoció que la compañía ha perdido dinero en los últimos meses, como consecuencia de la que calificó como una decisión arbitraria de "subir escandalosamente -en agosto- la tasa aeroportuaria" de las términales aéreas panameñas.

Panamá. A la aerolínea de bajo costo VivaColombia no le está resultando rentable volar entre Colombia y Panamá, debido a que cambiaron las reglas del juego el 17 de agosto pasado en el panameño Aeropuerto Panamá Pacífico, lo que ha afectado el auge que alcanzó la operación inaugurada un año antes en el mismo terminal, según su principal representante.

Juan Emilio Posada, CEO de VivaColombia, reconoció en entrevista esta semana con Xinhua en la capital panameña que la compañía ha perdido un poco de dinero en los últimos meses, como consecuencia de la que calificó fue la decisión de "subir escandalosamente -en agosto- la tasa aeroportuaria" en el terminal ubicado en el lugar en la ribera oeste del Canal de Panamá y en las afueras de la capital del país en que operó en el pasado la base militar estadounidense de Howard.

Según el ejecutivo, el problema surgió con el aumento de la tasa aeroportuaria de US$20 a US$34, además de la aplicación de un cargo de seguridad que no existía de US$1,25, con lo que se pasó por este concepto de pagar US$20 a US$35,25.

Aseguró que esta situación, y por un incrementó que estimó en alrededor de 76%, y que se indicó era por la necesidad de más ingresos para financiar bonos y obras, "ha afectado la demanda de la ruta en la aerolínea y con un cliente que es muy sensible al precio total del tiquete y a los costos".

El CEO de VivaColombia expuso que con el cambio del nuevo gobierno de Panamá -del presidente Juan Carlos Varela, y quien asumió el primero de julio de 2014- le anunciaron a la aerolínea que no le iban a respetar el compromiso que estaba plasmado en la carta de oferta de la empresa Tocumen S. A. (administradora del Aeropuerto Internacional de Tocumen de la capital panameña), la cual se refería al mantenimiento durante cinco años de la tarifa de US$20, y que les convenció a ser los pioneros y tomar el riesgo de abrir y ser el único cliente del terminal de Panamá Pacífico, según dijo.

"Ese incremento tan alto afectó mucho el tráfico y empezó a bajar la ocupación de nuestros aviones y a subir la de la competencia, porque nuestro cliente es muy sensible al precio total del tiquete y a los costos", afirmó el principal representante de la empresa, quien apuntó que no es igual el impacto de un aumento como el señalado en un boleto de US$1.000 a en uno de US$100 promedio de VivaColombia en un trayecto de Panamá hacia Colombia.

Posada explicó que aunque a VivaColombia le favoreció la alta temporada y el movimiento por los Carnavales realizados a inicios de febrero pasado en Panamá, empezó a perder clientes tras el aumento de la tasa aeroportuaria, y que la ocupación de sus aeronaves bajó de 74% a 48%, por lo que han estado reduciendo frecuencias en esta ruta.

"Llegamos a tener 15 frecuencias semanales, y vamos a terminar con ocho en estos días", anticipó el representante de la compañía aérea, quien reconoció que va a ser mejor cerrar esta operación si la misma se sigue deteriorando.

Consideró que se está con la operación en un momento que les permite seguir tratando de llegar a una fórmula gana-gana, que sea buena porque le trae más turistas a Panamá y más negocios a la compañía aérea.

Posada reconoció que sienten en la aerolínea frustración por no haber logrado vender la propuesta de la aerolínea de ganar-ganar.

"La decisión es proteger el hub de las Américas (centro de conexiones) de Copa y castigar el turismo hacia Panamá. Eso no tiene sentido", manifestó. VVV

El CEO de VivaColombia acotó que entretanto se mantuvo la tarifa de US$20 por pasajero en el Aeropuerto de Albrook de Ciudad de Panamá, del cual salen los vuelos con destino a Colombia de la aerolínea panameña Air Panamá, y que es menor la diferencia respecto a este cobro en el Aeropuerto Internacional de Tocumen de la capital panameña, siendo mucho mejor el servicio el de ese terminal para el pasajero, por sus facilidades y atractivos.

Cuestionó que el que viene a hacer turismo en Tocumen le cobran US$50, más US$2,50 de seguridad, pero que a quien viene en conexión sólo le cobran por la seguridad, además de la falta de servicios en el Aeropuerto de Panamá Pacífico.

El ejecutivo expuso que de VivaColombia han hablado con distintas autoridades panameñas en busca de una solución, y que han propuesto compromisos de volumen con la operación a cambio de que se mantenga la tarifa como se había prometido, que era de US$20 durante cinco años, pero que la propuesta no ha encontrado eco, aunque apuntó que siguen tocando puertas.

"Nos cambiaron las reglas de juego con esos incrementos tan altos", subrayó Posada, quien aseguró que para la aerolínea es el mismo Estado el que no les ha mantenido lo que se les prometió, y que "esa inestabilidad jurídica les ha afectado mucho".

El ejecutivo informó que VivaColombia le aportó el año pasado US$1.800.000 al Aeropuerto de Panamá Pacífico en tasa aeroportuaria y en tasa de seguridad.

Observó que el Aeropuerto le tiene que girar obligatoriamente US$2.500.000 por derechos de concesión a la Autoridad de Panamá Pacifico (APP), pero que si VivaColombia se va le correspondería a la aerolínea Copa Airlines volver a financiar el mantenimiento del Aeropuerto Panamá Pacífico para tenerlo como alterno, y que está financiando en gran parte ahora la aerolínea de bajo costo que representa.

"(...) La idea era crecer de los 67.000 pasajeros del año pasado a casi 190.000 en el 2017, que eso genera como unos US$4.300.000, contra un costo de US$2.500.000 de derechos de concesión", agregó el CEO de VivaColombia.

Opinó que otro efecto posible si la aerolínea de bajo costo se va de Panamá es que se volverán a elevar las tarifas de los vuelos entre Panamá y Colombia. "No son solamente los 187.000 pasajeros nuestros sino que seguramente otro millón de pasajeros de las demás aerolíneas dejarán de venir porque ya les suben la tarifa", afirmó también Posada, quien agregó que las tarifas de promoción de otras aerolíneas bajaron en 73% con la llegada de VivaColombia para volar entre Colombia y Panamá, y que el mercado creció en 25% con ello.

Aseguró que tienen evidencias sobre el movimiento de pasajeros que viajaban por VivaColombia hacía otras aerolíneas, en referencia al efecto del aumento de la tasa aeroportuaria, y destacó que la ocupación de la compañía aérea con base en Colombia cayó un poquito con destino a Lima, mientras que subió en los vuelos a Quito subió.

Según Posada, en tres años y medio de operación VivaColombia transportó más de siete millones de pasajeros, y el año pasado 2,9 millones de pasajeros, en una operación que tiene 20 rutas en Colombia y seis rutas internacionales.

En noticia publicada el pasado jueves en el diario La Prensa de la capital panameña, y que se refiere al punto de vista de Posada sobre el tema, se indicó que para el gerente de Tocumen S. A., Joseph Fidanque III, la fuerte devaluación del peso colombiano (un 60% aproximadamente) ha afectado significativamente el flujo de pasajeros proveniente de la vecina Colombia.

Se agregó que, según Fidanque, no es posible mantener la tasa aeroportuaria de Panamá-Pacífico en US$20, "porque no se puede sufragar ese gasto, y que mantener esa tasa de salida (...) atenta contra el desarrollo del terminal aéreo" y ya que están destinados -estos ingresos- al mejoramiento preventivo de la infraestructura, y elevar los estándares de operación y seguridad".

Autores

Xinhua