Buenos Aires. La estatal Aerolíneas Argentinas necesitará un máximo de US$90 millones en subsidios para operar en el 2018, algo más de la mitad de los US$170 millones que recibió del Estado argentino este año, dijo este miércoles el gerente general de la compañía.

La reducción de los subsidios forma parte de un plan del Gobierno del presidente liberal Mauricio Macri para que Aerolíneas pueda prescindir de subsidios en el 2019.

Este año, la empresa también recibió un poco más de la mitad de los US$325 millones que obtuvo como subsidios en 2016.

"Tenemos organizada la empresa como para apuntar a brindar el servicio con el nivel de crecimiento que vamos a tener el año próximo, necesitando una cifra de no más de US$90 millones", dijo a periodistas Abbott Reynal, gerente general de Aerolíneas Argentinas.

La empresa aérea prevé un crecimiento interanual de pasajeros de un 9,2% en el 2018, a 14,3 millones de viajeros, según datos de la empresa.

El Ministerio de Transporte estima inversiones por unos US$6.885 millones en los próximos cuatro años en el sector aerocomercial, luego de que el Gobierno licitara durante 2016 y 2017 nuevas rutas aéreas para mejorar la competencia en una industria hasta entonces ampliamente regulada.