Río de Janeiro. El número de pasajeros de las aerolíneas brasileñas pasará de los 101,4 millones de 2012 a unos 200 millones en 2020, según un estudio divulgado este jueves por la asociación que agrupa a las cinco mayores empresas aéreas del país.

El estudio prevé además que la flota de las aerolíneas brasileñas puede subir de los actuales 450 aviones a 976 en 2020, y que el número de aeropuertos conectados por vuelos comerciales pasará de los 96 que existen hoy en operación a 169 en siete años.

El informe fue elaborado por la consultora internacional Bain & Company y por la Universidad Federal de Río de Janeiro por encargo de la Asociación Brasileña de Empresas Aéreas (Abear), organización que agrupa a cinco aerolíneas responsables por el 99% del mercado y que operan 2.700 vuelos diarios.

Según el informe, el número de pasajeros previsto para 2020 será dos veces el de 2012, cuando Brasil se consolidó como el tercer mercado para vuelos nacionales en el mundo.

Las previsiones, según la Abear, son realistas y tienen como base la "trayectoria reciente de democratización del transporte aéreo, la reducción de las tarifas, la creciente competitividad, la mejoría gradual de la infraestructura, la ampliación de la productividad y las mejoras tecnológicas".

"El número de pasajeros en el transporte aéreo prácticamente triplicó entre 2002 y 2012 y podemos doblar el actual volumen hasta 2020 con la inclusión de nuevos usuarios, la diversificación de los destinos y la ampliación de la circulación de mercancías y personas", afirmó en un comunicado el presidente de la Abear, Eduardo Sanovicz, al comentar las conclusiones del estudio.

Según Sanovicz, para alcanzar ese crecimiento es necesario "resolver asuntos cruciales para el sector", como el alto costo de los combustibles de aviación, que representa más del 40% de los costos de las aerolíneas, y aspectos de reglamentación.

El estudio prevé que en 2020 las aerolíneas del país operarán 795 rutas nacionales y ofrecerán 1,9 millones de empleos directos e indirectos. Actualmente el sector genera empleo para 1,2 millones de personas.

Según el informe, para alcanzar esas cifras las aerolíneas tendrán que invertir entre 26.000 y 36.000 millones de reales (entre US$13.000 y US$18.000 millones) en la ampliación de su flota y la compra de 526 nuevas aeronaves.

El crecimiento previsto también está condicionado a que el gobierno invierta entre 42.000 y 57.000 millones de reales (entre US$21.000 y US$28.500 millones) en la ampliación de 46 aeropuertos, "muchos con capacidad saturada", y en la construcción o reactivación de otros 73.

"Si esos resultados son alcanzados, el sector agregará 146.000 millones de reales (unos US$73.000 millones) al producto interior bruto (PIB) a lo largo de los próximos siete años y ampliará su participación en el PIB del 1,7% actual al 2% en 2020", según el documento.