Ciudad de México. Las aerolíneas estadunidenses serían las que más resentirían cualquier cambio generado por la tensión en la relación bilateral entre México y Estados Unidos pues acaparan hasta 72% del mercado transfronterizo.

Fernando Gómez Suárez, consultor en aviación, explicó que cualquier decisión que pueda tomar la administración de Estados Unidos y que pudiera afectar al turismo, los negocios o el comercio en México tendrá un efecto en todas las aerolíneas que participan en el mercado transfronterizo pero más en las que tienen una mayor cuota de mercado.

Explicó que en cuanto sean reacomodadas las inversiones de compañías automotrices como Ford o General Motors, el flujo de viajeros de negocios bajará.

Dijo que el 20% de los pasajeros que se mueven entre los dos países es de negocios y el 80% restante es por turismo. “No se afectará el nicho de turismo en tanto no se tengan alertas de viajes o mensajes que eviten que los estadunidenses vengan a México”.

Cabe recordar que el flujo de pasajeros aéreos procedentes de Estados Unidos creció 12% en 2016 según el último dato disponible de la Secretaría de Turismo.

Enrique de la Madrid, titular de dicha dependencia, señaló el fin de semana que el turismo estadunidense hacia el país no mostró ningún signo de resentir los casi dos años de discurso antimexicano de Donald Trump.

Se mostró optimista sobre lograr que en los próximos cinco años, 25 de cada 100 turistas estadunidenses que salen al extranjero, lleguen a México pues actualmente sólo 18 de cada 100 lo hacen.