Sídney. Las aerolíneas latinoamericanas proyectan para este año una recuperación en el rendimiento financiero para alcanzar un benecio neto de US$900 millones, contra los US$500 millones registrados en el 2017.

Así surge del informe difundido en la Cumbre Mundial del Transporte Aéreo y 74 edición de la reunión anual de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), que se está llevando a cabo en la ciudad australiana de Sídney.

Este resultado es un cambio saludable respecto de la pérdida de US$1.600 millones del 2015, cuando las economías de la región sufrieron la caída de los precios de las materias primas.

La reestructuración, los precios más sólidos de los productos básicos y la recuperación económica en Brasil contribuyeron a mejorar la situación.

Sin embargo, el informe agrega que todavía existen problemas con algunas de las economías de la región y las líneas aéreas continúan teniendo dificultades con la infraestructura inadecuada en los aeropuertos, regulación onerosa y altos costos en algunos países.

El informe agrega que todavía existen problemas con algunas de las economías de la región y las líneas aéreas continúan teniendo dificultades con la infraestructura inadecuada en los aeropuertos, regulación onerosa y altos costos en algunos países.

"El 2018 es un año más difícil pero las aerolíneas están haciendo un bueno trabajo", aseguró Alexandre de Juniac, director general de IATA, a medios durante la reunión anual de la asociación. El dirigente agregó que gran parte del declive en los beneficios se debía a precios más altos del crudo.

Para 2018, IATA proyecta un precio promedio de US$70 por barril de petróleo. La cifra se compara con el promedio de US$54,90 del año pasado y con el pronóstico anterior de US$60.

De Juniac advirtió que las aerolíneas podrían verse afectadas por los efectos de "fuerzas políticas presionando por una agenda proteccionista", sin especificar cuál de esas fuerzas políticas era la que le generaba más preocupación.

Bajan pronósticos de ganancia en el mundo. Las aerolíneas globales bajaron sus pronósticos para las ganancias de la industria en 2018 frente a costos más altos por combustible y advirtieron que unas tasas de interés más altas y un conjunto de tensiones geopolíticas aumentarían los riesgos para sus operaciones.

IATA, que representa a cerca de 280 operadores, pronosticó este lunes que la industria registraría una ganancia de US$33.800 millones este año, un 12% bajo la proyección anterior de US$38.400 millones.

Pero se prevé que el rendimiento por pasajero, un indicador para la tarifas aéreas, suba en 3,2% este año. Sería el primer incremento anual desde 2011 ante una economía global más fuerte, que conduce el crecimiento en la demanda, dijo la IATA.

IATA instó además a los gobiernos a aumentar su gasto en infraestructura para poder cumplir la demanda, pero agregó que la privatización de los aeropuertos había demostrado ser poco efectiva.

*Con información de Télam y Reuters.