París. Las aerolíneas mundiales no empezarán a recuperarse de la peor crisis de su historia hasta el último trimestre del año y cualquier rebote tendrá corta vida si hay una nueva ola de coronavirus en el invierno boreal, advirtió este martes el grupo de la industria IATA.

Muchos operadores -incluso los que tengan sólidas finanzas- tendrán dificultades para sobrevivir tanto tiempo, ya que la industria quemó US$61.000 millones en efectivo este trimestre por el descenso del 70% en el tráfico y los ingresos, dijo la Asociación Internacional de Transporte Aéreo.

Las aerolíneas se encaminan a sufrir una pérdida neta colectiva de US$39.000 millones este trimestre, ya que la mayoría de sus aviones están en tierra mientras duran los confinamientos y las restricciones de viaje.

"Estos números van más allá de cualquier cosa que hayamos tenido jamás en nuestra industria", dijo Alexandre de Juniac, director general de IATA, que instó a los gobiernos a acelerar los rescates para las aerolíneas, que se enfrentan a pérdidas estimadas de ingresos para todo el año de US$252.000 millones.

"Estos números van más allá de cualquier cosa que hayamos tenido jamás en nuestra industria", dijo Alexandre de Juniac, director general de IATA, que instó a los gobiernos a acelerar los rescates para las aerolíneas, que se enfrentan a pérdidas estimadas de ingresos para todo el año de US$252.000 millones.

El Congreso estadounidense aprobó el viernes medidas que autorizan US$25.000 millones para las aerolíneas de pasajeros, además de 4.000 millones para las compañías de carga y 3.000 millones para contratistas aeroportuarios.

IATA dijo que espera que las medidas fiscales de los gobiernos y la acción de los bancos centrales se sumen a un aumento de la demanda de viajes en el cuarto trimestre, tras un confinamiento generalizado en el segundo y una continua debilidad en el tercero.

No obstante, advirtió que las aerolíneas se enfrentan a graves dificultades en el corto plazo, cuando la economía se dirige a una recesión.

"Todo el mundo quiere tener efectivo y se está quedando sin él", dijo De Juniac en una teleconferencia con medios.

El economista jefe de IATA, Brian Pearce, afirmó a periodistas que su escenario de base es un crecimiento en el cuarto trimestre y un 2021 sólido.

"No está claro que esto vaya a ocurrir realmente. Puede que necesitemos mucho más tiempo para superar los asuntos derivados del virus", dijo. "Puede que el virus vuelva, así que estamos explorando escenarios en los que tengamos un periodo mucho más prolongado de debilidad y, obviamente, las presiones sobre las aerolíneas serán correspondientemente mayores", agregó.