Sídney. Aerolíneas en todo el mundo anunciaron medidas más drásticas que incluyen recortes de vuelos, despidos y solicitudes de ayuda a los gobiernos, que han seguido aplicando restricciones en las fronteras por la rápida propagación del coronavirus.

El propietario de British Airways dijo este lunes que reducirá su capacidad de vuelo en al menos tres cuartos en abril y mayo, y que su jefe saliente, Willie Walsh, aplazará su retiro mientras la compañía intenta sobrevivir a las consecuencias del virus.

International Consolidated Airlines Group, la compañía matriz que también es propietaria de Iberia y Aer Lingus, dijo que cancelará vuelos, congelará los gastos discrecionales, reducirá las horas de trabajo y suspenderá temporalmente algunos contratos de sus empleados.

United Airlines Holdings Inc, una de las tres aerolíneas más grandes de Estados Unidos, reportó una caída de sus ingresos de US$1.500 millones en marzo respecto a igual mes del año pasado y advirtió a los empleados que los aviones podrían operar casi vacíos en el verano boreal, incluso después de aplicar severos recortes de itinerarios.

United dijo que reducirá los salarios de los ejecutivos en un 50% y disminuirá su capacidad de vuelo en aproximadamente un 50% en abril y mayo. También prevé recortes de capacidad durante la temporada de viajes del verano boreal.

"Esta crisis se está moviendo muy rápido", dijeron el presidente ejecutivo de United, Oscar Muñoz, y el presidente de la compañía, Scott Kirby.

"Esta crisis se está moviendo muy rápido", dijeron el presidente ejecutivo de United, Oscar Muñoz, y el presidente de la compañía, Scott Kirby.

La situación empeoró durante el fin de semana, cuando España declaró el estado de emergencia, el gobierno estadounidense agregó a Reino Unido e Irlanda a su lista de países con restricciones de viaje, y Australia y Nueva Zelanda dijeron que todos los viajeros tendrían que aislarse por 14 días.

"Hacemos un llamado al Congreso y a la Casa Blanca para que tomen todas las medidas disponibles a fin de proteger la salud y la nómina de los trabajadores estadounidenses", dijo Sara Nelson, presidenta de la Asociación de Auxiliares de Vuelo-CWA, que representa a 50.000 asistentes de vuelo estadounidenses en 20 aerolíneas, incluida United.

CAPA Center for Aviation, una firma de consultoría y análisis de transporte aéreo, dijo que la mayoría de las aerolíneas a nivel mundial estará en bancarrota a fines de mayo sin una acción coordinada de gobiernos y la industria para evitar una catástrofe.

"La demanda se está agotando de una forma sin precedentes", dijo CAPA en un informe. "La normalidad aún no está en el horizonte", indicó.