Los presidentes de las multinacionales no visitan países pequeños por pura casualidad.

En julio de este año estuvo en Guayaquil el suizo Guy Dubois que es el principal ejecutivo del mayor proveedor mundial de servicios de catering para aerolíneas, Gate Group. Esta multinacional engloba a 11 marcas entre las cuales está Gate Gourmet.

Dubois vino a Guayaquil para inaugurar las nuevas instalaciones en las que invirtieron casi US$ 4 millones y que cubren un área de 4.250 metros cuadrados.
Allí se implementó una sofisticada cocina, así como áreas de almacenamiento y frigoríficos que, sumadas a las instalaciones que en 1999 compró esta firma en Quito y Guayaquil, incrementan la capacidad de producción y almacenamiento de esta compañía.

Está claro, Guy Dubois no vino por casualidad. Él afirma que en los próximos 10 años el mercado de la aviación en Latinoamérica crecerá más rápido que el promedio del resto del mundo... Y ya se prepara para ello. Además,desde ya afirma que si se concreta la construcción del nuevo aeropuerto en Quito, Gate Group construirá una nueva planta en la Capital.

“Sabemos que pronto LAN volará a Galápagos e incrementará sus frecuencias a Madrid, así que tenemos que estar preparados para atender a más pasajeros”, dijo Dubois para justificar la inversión.

257

Y no se equivocó. Desde septiembre, la aerolínea chilena LAN llega a Galápagos y, además, ese mes anunció que se fusionará con la gigante brasileña TAM con lo cual llegará al 40% del mercado de pasajeros de Brasil y accederá a nuevas rutas internacionales como Inglaterra y África.

Definitivamente Dubois tenía razón: habrá que atender a más pasajeros. En el caso de las aerolíneas locales, la situación es similar.

Tame, por ejemplo, está buscando alianzas para llegar a destinos dentro y fuera de América. Su presidente ejecutivo, Gustavo Cuesta, afirma que “Tame tiene la vocación de llegar adonde residen los compatriotas y nuestro afán es cumplir esa aspiración en el futuro para operar tanto hacia EE.UU. como a Europa”.

Para concretar esas aspiraciones, actualmente esta aerolínea vive un proceso de reestructuración después de la firma de un convenio de consultoría con la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, por sus siglas en inglés). Se espera que este proceso, que durará nueve meses, siente las bases para que hasta 2015, esta compañía llegue a Panamá, Madrid, Miami, Sao Paulo y México.

Otra aerolínea que vio grandes oportunidades de negocio en México es la colombiana Aerorepública que fue adquirida en 2005 por Copa Holding. Esa nación es el segundo destino a donde más viajan los pasajeros procedentes de Ecuador que vuelan en Copa Airlines.

Desde el 2 de octubre de este año esta firma ofrece 11 vuelos semanales directos a Bogotá con conexión a Ciudad de México. Según Miguel Reyes, gerente de Copa Airlines en Ecuador, México se ha convertido en un destino muy atractivo para los viajeros nacionales principalmente por tres razones: turismo, negocios y estudios.

258

“Playas como la de Acapulco o del Pacífico Norte mexicano tienen mucha acogida. Otro tipo de turismo es el religioso. Muchos ecuatorianos son devotos de la Virgen de Guadalupe. Además México atrae porque tiene excelentes centros de estudios como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) o el Tecnológico de Monterrey”, dice Reyes. Si bien, este ejecutivo reconoce que hasta hace una década México era un imán para quienes querían emigrar por su cercanía geográfica a los Estados Unidos, actualmente esa no es la razón que motiva el alto flujo de pasajeros hacia el país azteca.

Lo que ha cambiado, según él, es que ahora las familias visitan a sus parientes que emigraron o los hijos están reuniéndose con sus padres que ya están legalizados y tienen una mejor situación económica. De esta manera, el fenómeno migratorio sí influye en que Latinoamérica presente síntomas positivos de flujo de pasajeros a diferencia de otras regiones donde este ha decrecido.

Y para atender a esa creciente demanda, las aerolíneas deben invertir. Por eso, desde fines del año pasado hasta el momento, Copa Airlines ha invertido unos US$ 100 millones en tres nuevos aviones para abastecer la demanda local y respaldar sus planes de llegar a La Habana, Cuba hasta fines de 2010.

Perú, el imán. En julio, el Ministerio de Turismo anunció que Aerogal, Saereo y Tame tenían interés de volar hacia el norte del Perú.

Aunque a inicios de este año se anunció que la aerolínea Saereo llegaría al vecino del sur, hasta el momento ese plan no se concreta. Dicho anuncio lo efectuó el gobernador de El Oro, Edgar Córdova, cuando comenzó a funcionar el nuevo aeropuerto de Santa Rosa en enero. Según él, estaba previsto que a partir de febrero se ejecutaran vuelos desde Quito o Cuenca hasta Santa Rosa, y de ahí hasta Piura, las Islas Galápagos y Lima. O desde Lima a Santa Rosa, Guayaquil y Panamá.

259

Sin embargo, las altas expectativas que había en torno al nuevo aeropuerto de Santa Rosa no se cristalizaron. Al momento, dicho aeropuerto recibe un promedio mensual de 4.500 pasajeros, lo cual está muy por debajo de los 50.000 que inicialmente se había proyectado. Las razones de esta poca acogida serían la falta de “promoción” y los costos de los pasajes. Empresarios orenses, como el bananero Nelson Aguirre, afirman que por los altos precios tanto él como sus colegas han optado por trasladarse en una furgoneta hasta Guayaquil y luego tomar un avión a Quito.

Esos altos precios también han sido un obstáculo para que se concrete la ruta Santa Rosa-Piura. En este caso, los valores se deben a las tasas e impuestos en Perú.

Los impuestos establecidos en Ecuador para salida de pasajeros tienen un costo de US$ 5, mientras que en Perú la tasa de ingreso de pasajeros es de US$ 15 por cada uno. Rosy Guzmán, coordinadora Técnica del Plan Binacional, declaró a la prensa que la idea es que sean considerados como vuelos nacionales, es decir, que tengan una menor incidencia en materia de impuestos y, por lo tanto, resulten más accesibles al público. De lograrse un cambio, se espera realizar tres vuelos a la semana hacia el norte del Perú.

La aerolínea Saereo está ansiosa por saber cómo se resolverá este asunto. Tanto que ya ha estimado
que el costo del pasaje aéreo sería de unos US$ 67, sin impuestos. Hasta ahora todo ha quedado en buenas intenciones.

La aerolínea que pasó del dicho al hecho es Star Perú que comenzará a volar en la ruta Cuenca-Chiclayo a partir del 3 de noviembre. Gunther Goldberg, gerente de esta aerolínea que concentra el 27% del mercado aéreo peruano, indicó que la empresa volará a estas ciudades los jueves y domingos en horarios de la tarde. Para abastecer la demanda utilizará un avión BAE 146-200 con capacidad para 77 pasajeros quienes, además, tendrán la opción de continuar el trayecto hacia Lima en el mismo avión.

256

Aerogal, por su lado, también tiene interés en llegar a Perú y aunque no lo ha concretado, ya tiene lista su flota. En agosto presentó su primer avión modelo Airbus A320-214, procedente de Toulouse (Francia), sede de la empresa fabricante. Este avión es el primero de tres que serán entregados a la aerolínea hasta diciembre de 2010. A la llegada de los Airbus se suma el reemplazo de los nueve Boeing 737-200 por Boeing 737-300 que son más modernos. Todo esto consolida el proceso de renovación de flota que Aerogal inició hace un año y que concluirá en febrero de 2011.

Actualmente, esta empresa cuenta con una flota de 12 aviones y vuela a nueve destinos nacionales y dos internacionales que son Bogotá y Nueva York.