La venta de boletos internacionales generó ingresos de US$1.044 millones, lo que es 20% menor a los registrados en 2009, según datos suministrados por la Asociación de Líneas Aéreas en Venezuela (Alav).

El resultado es atribuido a la devaluación de enero de 2010, cuando la tasa de cambio de referencia de los boletos aéreos pasó de 2,15 bolívares por dólares a 4,30 bolívares por dólar.

Además, a lo largo de 2010 las empresas de transporte aéreo foráneas vendieron 6% más pasajes que el año anterior.

Humberto Figuera, presidente ejecutivo de Alav, dijo que un mejor desempeño en la recién finalizada temporada navideña impidió que la baja en los ingresos del sector fuera mayor. Hasta el mes de noviembre el decrecimiento alcanzaba 30%.

Las aerolíneas domésticas tuvieron un mejor resultado, pues durante el ejercicio lograron ventas 8% superiores a 2009 al registrar ingresos por 684,8 millones de bolívares.

El resultado tuvo que ver con un incremento de 16% en la cantidad de boletos comercializados.

Las líneas aéreas nacionales tienen las tarifas congeladas desde hace tres años.