Aeroméxico, la línea aérea transcontinental más grande de México, dio a conocer que llevará a cabo inversiones por más de MXN$16.000 millones de pesos para la adquisición de 20 aeronaves propias. Estas inversiones se obtendrán, en su mayoría, a través de una mezcla de capital fresco, reinversión de utilidades y recursos internos.

Parte de la inyección de capital se realizará a través de una oferta primaria inicial de acciones.

La colocación se efectuará en la Bolsa Mexicana de Valores entre inversionistas mexicanos y los actuales accionistas se mantendrán como socios de la compañía. El grupo de inversionistas mexicanos continuará con el control accionario, administrativo y operativo del grupo.

Para complementar estas inversiones, se obtendrá financiamiento en condiciones muy favorables con instituciones internacionales. Ejemplo de lo anterior es la línea de crédito otorgada recientemente por el Banco de Comercio Exterior de Brasil por más de US$300 millones.

Estos montos de inversión anunciados este miércoles se suman a los más de US$500 millones que los accionistas actuales de Grupo Aeromexico han invertido para la adquisición y capitalización de las empresas del grupo.

Andrés Conesa, Director General de Grupo Aeroméxico, dijo al respecto "la estrategia adoptada durante los últimos años nos ha permitido consolidarnos como la aerolínea bandera de México y con la nueva etapa de financiamiento, profundizaremos las bases estructurales y el crecimiento sostenido del grupo”.

Más iniciativas. Otras inversiones previstas para los próximos dos años incluyen el cambio al sistema operativo Sabre, el uso de nuevas tecnologías orientadas a dar un mejor servicio al pasajero, una nueva terminal de carga en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, así como nuevas instalaciones de hangares y plataformas para mejorar la operación de la aerolínea en este aeropuerto.

En los últimos años, y desde la adquisición por parte de un importante grupo de empresarios nacionales, Grupo Aeroméxico estableció un modelo de negocios que combinó una administración responsable, con la optimización del gasto, el incremento en los ingresos, la integración de la administración de las aerolíneas del grupo y la reestructura de los arrendamientos de la flota.

Liderazgo de mercado local. Con la apertura de las nuevas rutas y frecuencias anunciados recientemente, Grupo Aeroméxico se mantiene como la aerolínea líder en el mercado mexicano, incrementando su participación en 10 puntos porcentuales en el último año, para llegar a 43% del mercado y tener el 21% del mercado internacional desde México, en alianza con sus socios comerciales de SkyTeam.

La compra de 20 aeronaves - diez Embraer 190 y diez Boeing 737 de última generación -, redundará en ahorros en arrendamientos, menores costos de mantenimiento y combustible, menor costo de capital y por consiguiente, en el fortalecimiento del balance del grupo.

Adicionalmente se abrirán nuevos destinos nacionales como Huatulco, Colima, y Tepic, mientras que para el mercado internacional se incrementaron frecuencias en rutas de Estados Unidos como México–Miami y México–San Antonio. De igual forma, se contará con vuelos diarios y directos entre México-La Habana y se iniciarán operaciones a Caracas, Guatemala, Panamá, Fresno y Sacramento en lo que resta del año.