Ciudad de México. La compra de hasta 49% de las acciones de Aeroméxico por Delta Airlines permitirá a las empresas crear el gran bloque de América del Norte, como lo han hecho compañías como LAN y TAM en Sudamérica.

José María Flores, analista de BX+, comentó que la cooperación entre las dos aerolíneas permitirá a México ser un punto de conexión con EU, Canadá y algunos puntos de Europa con Sudamérica, que son prácticamente los planes que tiene el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. “Cuando el nuevo aeropuerto opere, la alianza dará una conexión muy fuerte de México con el mundo”.

Agregó que el anuncio de la empresa norteamericana muestra clara confianza en el futuro de México y la región, pues ésta no es la única alianza que Delta tiene en AL, pues también opera con Gol.

A nivel corporativo dijo que el anuncio de la compañía estadunidense es positivo pues está ofreciendo hasta 50% más por título y a nivel operacional beneficiará a los pasajeros con una mayor oferta de vuelos, horarios y rutas por parte de ambas empresas.

Víctor Valdés, académico de la Universidad Anáhuac, dijo que la compra representa un proceso de consolidación de las aerolíneas mexicanas que se ha observado desde hace varios años. Dijo que para la industria este anuncio es positivo pues busca un ambiente más flexible de capital y oportunidades de negocio desde una perspectiva global.

Sin embargo, dijo que corresponderá a las autoridades de competencia un análisis de los beneficios de esta compra para evitar concentración.

La Organización de Aviación Civil Internacional encuentra como una de las posibles desventajas de las alianzas que operan a nivel global, posibles efectos adversos para los usuarios si no se cuenta con herramientas adecuadas de control que prevengan prácticas indebidas de competencia.