San José. La nueva terminal del aeropuerto Daniel Oduber de Liberia, Guanacaste, estará lista en noviembre próximo.

Según Nación.com, el proyecto avanza con agilidad, pero no tan rápido como exige el contrato; por eso, la concesionaria afronta una multa de unos US$540.000.

La estructura de 21.000 metros cuadrados que levanta el consorcio Coriport recibirá pasajeros a partir de noviembre, siete meses después de lo previsto.

Luis Carlos Araya, viceministro de Transporte Aéreo y Marítimo, explicó que Coriport firmó un contrato de concesión en el que se comprometía a construir el aeropuerto en seis meses, plazo que vence el 19 de abril.

Mario Lara, director del proyecto, dijo que el atraso tiene que ver con el equipamiento de la terminal, pues los ascensores o las escaleras eléctricas tardan hasta ocho meses en llegar al país, desde que se contrata su construcción, a la medida, en el exterior.

Coriport es un consorcio de capital estadounidense, canadiense y costarricense que se adjudicó la concesión del edificio terminal de Liberia durante 20 años.

El principal accionista es ADC- HAS (Houston Airport System), el mismo que asumió la construcción del aeropuerto Juan Santamaría.

La obra completa costará US$35 millones, con equipamiento.

Polo de desarrollo. La construcción del nuevo aeropuerto de Liberia, Guanacaste, es una prioridad para las autoridades de Aviación Civil, pues las actuales instalaciones ya son insuficientes.

Analibe Rosales, administradora de la terminal, y el viceministro Araya confirmaron que los pasajeros tienen que hacer largas filas bajo el sol para poder abordar su avión o hacer trámites migratorios.

Contrario al viejo aeropuerto, esta nueva estructura tendrá cuatro puentes de embarque, para evitar que los pasajeros se asoleen y otras tres posiciones remotas, donde sí es obligatorio usar una escalinata para subir al avión. Dos de estas tendrán aceras techadas.