Sao Paulo. El grupo argentino Corporación América pretende transformar en un hub internacional el aeropuerto de Brasilia, cuya operación se adjudicó el lunes por US$2.616 millones afirmándose como uno de los mayores operadores aeroportuarios privados del país.

Corporación América y la constructora brasileña Engevix se adjudicaron este lunes la operación por 25 años del aeropuerto de Brasilia, una de las tres terminales subastadas por Brasil por unos US$14.000 millones en un esfuerzo por mejorar la colapsada infraestructura de cara al Mundial de fútbol 2014 y los Juegos Olímpicos Río de Janeiro 2016.

Las otras dos estaciones licitadas fueron las de Guarulhos y Viracopos, ambas en el estado de Sao Paulo y cerca de la capital estadual.

"Brasilia lo vemos como un aeropuerto que tiene mucho por crecer. Debería ser un hub no sólo nacional sino internacional. Tiene 13% de tráfico internacional y debería tener 80%", dijo a Reuters el director del grupo para América Latina, Ezequiel Barrenechea.

"Creemos que Brasilia tiene que ser el Washington de América Latina. Esa es nuestra visión", añadió.

El grupo argentino y Engevix se adjudicaron a mediados del 2011 la construcción del aeropuerto de Natal, otra de las sedes de la Copa Mundial en el norte de Brasil, con el que la presidenta Dilma Rousseff abrió las puertas al capital privado en un sector vital para el crecimiento de la nación.

El consorcio dijo este lunes que invertiría US$500 millones en Brasilia en los primeros cinco años.

Barrenechea dijo que los 4.500 millones de reales que Corporación América y Engevix prometieron invertir durante las próximas dos décadas y media en Brasilia, casi el doble del piso de la licitación, era una cifra "lógica".

Según el ejecutivo, los desembolsos -financiados en 80% por el estatal Banco Nacional de Desarrollo, que apuntala las grandes obras de infraestructura en Brasil- comenzarán inmediatamente después de recibir 51% del aeropuerto entre mayo y octubre del 2012.

"Gran porcentaje de la inversión es para infraestructura y una parte va a sanear los (resultados los) primeros años, donde vamos posiblemente a tener un déficit por esa inversión", dijo.

Barrenechea no reveló el retorno esperado y dijo simplemente que era una operación de largo plazo.

Sin embargo, el ejecutivo resaltó que el apetito de Corporación América por los aeropuertos de Brasil, donde el tráfico aéreo de pasajeros creció 16% en 2011 como reflejo del boom económico, no termina en Brasilia.

"Esta clarísimo que los aeropuertos de Río (de Janeiro) nos interesan. Es muy posible que nos interesen más los aeropuertos del sur y el centro del país que del norte, porque no queremos buscarle una competencia a Natal", dijo.

"Tanto Belo Horizonte como Porto Seguro son dos aeropuertos importantes y que van a tener un fuerte crecimiento", añadió.

Corporación América, una empresa de capital privado, opera ya 48 aeropuertos en América Latina y Europa.