México. Las autoridades del Aeropuerto Internacional de Ciudad de México (AICM) aseguraron este sábado que un juez emitió un fallo en su favor en el conflicto con la inmobiliaria Fumisa, subsidiaria de la estadounidense Advent Internacional, por el arrendamiento de espacios comerciales en la terminal aérea.

El AICM informó en un comunicado de que este sábado recibió la notificación de un acuerdo emitido por el Juez 29 de lo civil, Francisco Lira Carrión, que señala que el contrato de arrendamiento con Fumisa quedó sin efecto el 31 de diciembre de 2013.

Desde abril del año pasado, Fumisa ha mantenido un litigio con el AICM debido a que tenía una concesión por 20 años para el manejo y arrendamiento de diversas áreas comerciales en la Terminal 1 del aeropuerto, período que concluyó el pasado 31 de diciembre.

La empresa se negó a entregar estos espacios con el argumento que en esas dos décadas no había recuperado la tasa de retorno acordada de 12,82%, lo que según ella le daba la opción de prolongar el contrato por otros 10 años.

El comunicado del AICM señala que, según el fallo, "a partir del 1 de enero de 2014 queda sin efecto la protección accesoria de la Inmobiliaria Fumisa, que pretendía extender su plazo de explotación de 732 locales comerciales, el 42% de las 2.000 tiendas del estacionamiento internacional y 11 pasillos telescópicos en la zona internacional de la Terminal 1".

A partir de esa resolución judicial, el AICM reitera que la prórroga no es una figura jurídica establecida en el contrato, por lo que recupera de pleno derecho los locales y espacios comerciales.

Afirma que, según el fallo, el derecho que el interdicto concedía a Fumisa para retener provisionalmente la posesión jurídica de las áreas arrendadas sólo puede surtir efectos durante la vigencia de la relación contractual, según se desprende de una resolución de la Décima Sala Civil del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal.

Por ello, la orden de un juez que emitió una orden precautoria el 15 de abril del año pasado también quedó sin efecto a partir del 1 de enero de este año, argumentó.

Por ello, el AICM señaló que es el único legalmente autorizado para arrendar los inmuebles y espacios comerciales de la zona internacional de la Terminal 1, que hasta el 2013 explotó durante 20 años Fumisa.

Asimismo, exhortó a los arrendadores que aún no lo han hecho suscribir contratos con el AICM, "pues se trata de bienes del dominio público de la Federación".