El aeropuerto peruano Víctor Montes Arias, de Talara, 1.200 kilómetros al norte de Lima, prevé un tráfico de 50.000 pasajeros anuales en 2015, aseguró este viernes el ministro peruano de Transporte y Comunicaciones, José Gallardo, en un comunicado, tras inaugurar las mejoras en sus instalaciones.

A la ceremonia también asistieron el presidente de Perú, Ollanta Humala, el presidente de la región de Piura, Javier Atkins, el alcalde de Talara, Jacinto Timaná, y el presidente del directorio de Aeropuertos del Perú, Oswaldo Sandoval.

La modernización permitirá que el principal aeropuerto de la región de Piura, limítrofe con la frontera de Ecuador, realice a partir de ahora operaciones comerciales con aviones de mayor envergadura, como los Airbus 319 y 320, que transportan entre 150 y 180 pasajeros.

Gallardo explicó que los trabajos de mejora consistieron en adecuar la infraestructura del terminal de pasajeros y dar mantenimiento a la pista de aterrizaje, "que ahora cuenta con las condiciones de seguridad adecuadas para atender usuarios", según el comunicado.

Las obras de mejora se ejecutaron a través de una asociación público-privada y su coste ascendió a 11,5 millones de soles (unos US$4 millones).

Por su parte, Ollanta Humala indicó que el aeropuerto de Talara estuvo "relegado durante muchos años como una instalación de segundo uso, pero ahora se pone en valor (...) porque se lo merece por su ubicación".

El mandatario peruano también recordó que el aeropuerto de Pisco, a 250 kilómetros al sur de Lima, se encuentra también en obras de modernización, que confía en que estén culminadas antes de que finalice su gestión en 2016.

Humala también aprovechó la ocasión para anunciar la participación de la red de aeródromos peruanos dentro del Plan de Inclusión Social que se pondrá en marcha próximamente para ofrecer vuelos de "carácter social" que permitan viajar a pobladores en situación de pobreza de zonas rurales del país.