Ciudad de Panamá. La ampliación del Canal de Panamá culminará en diciembre de 2015 así lo expreso este 12 de febrero el administrador de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), Jorge Luis Quijano, a la Asamblea Nacional de Panamá y representa un lucro cesante de unos US$95 millones.

Esto tomando en cuenta el tiempo perdido hasta la fecha y el tiempo que se tome finalizar un acuerdo.

El administrador del Canal más temprano en la Cámara de Comercio e Industrias reiteró que en caso de no llegarse a un acuerdo con Grupo Unidos por el Canal (GUPC) no tendrían miedo de hacerse cargo de lo que hace falta porque cuentan con la capacidad técnica y financiera para ello.

Pero el ejecutivo por primera vez reconoció que de no hacerlo con GUPC tomaría más tiempo terminarla.

“No le tenemos miedo (a terminar lo que falta), sabemos que tenemos la capacidad técnica y financiera para hacerlo, pero sabemos que requiere de un atraso adicionales mayores a que si GUPC termina la obra y esa es la consideración que nosotros manejamos” afirmó Quijano.

“Para finalizar la obra, aun con los atrasos que se están teniendo ahora mismo, sería el último trimestre del 2015” dijo Jorge Ford, presidente de la Cámara de Comercio, así se lo hizo saber el administrador.

Inicialmente la obra debió terminarse en octubre de 2014, pero desde el 2012 se conoció que habían por lo menos ocho meses de atraso que la llevarían hasta junio de 2015.

El pasado martes 11 de febrero GUPC y la ACP llegaron a un “acuerdo en principio” así lo expresó Qujano.

“Hemos tenido buenas reuniones, conferencias telefónicas principalmente con los principales representantes de las empresas del consorcio Sacyr, Impregilo, y Jan de Nul, ayer (martes) tuvimos una conversa de una hora y 20 minutos, tuvimos acuerdos en principio en algunos de los temas, aun quedan algunos temas por resolver y estamos trabajando en esa dirección”, afirmó el administrador.

Entre los temas que están pendiente por resolver está aún Zurich no se ha manifestado de manera contundente.

Se conoció que la aseguradora estaría haciendo líquida la fianza que por un monto de US$400 millones. Y Quijano dijo ante los miembros de la Asamblea Nacional de Panamá donde fue citado para explicar la situación, que la inyección de esos US$400 millones son vitales para que el acuerdo sea un hecho, sin esto se caería.

“Sabemos que tiene la mejor voluntad de hacerlo, pero para poder ir cerrando el camino de estas conversaciones ellos tienen que participar”, dijo Quijano.

Pero aclaró que eso no significa que hayan abandonado la otra alternativa que es encargarse la ACP, “eso siempre está caminando y cada día nos preparamos más por si fuera necesario” aseguró.

La obra aun le queda por ejecutar el 30%, y en costo sería entre US$1.300 millones a US$1.400 millones.