El presidente de la Cámara Nacional de Comercio de Autopartes (Canidra), José Cinirella, señaló que la situación del sector importador, distribuidor y de puntos de venta de autopartes está empeorando por la ausencia de cambios en las políticas del gobierno de Venezuela.

Advirtió que los proveedores internacionales bloquearon los créditos.

Al respecto, manifestó que de no cancelar las deudas, los proveedores no despacharán. “El único que tiene la solución es el gobierno para poder destapar esto”, exhortó en entrevista a Unión Radio.

Para Cinirella no existen cambios significativos para mejorar el acceso a las divisas, las importaciones, la renovación de los inventarios y esto lógicamente afecta al consumidor final”.

Explicó que las empresas al no poder importar y mantener unos niveles importantes de suministros han tenido una crisis interna de flujo de caja, descapitalización, algunas están cerradas y otras trabajan medio tiempo.

“Ha sido imposible lograr el acceso a las divisas, sabemos que por Cadivi no podemos porque es para el sector prioritario (alimentos y medicinas; en el Sicad I hay una serie de trabas que las hemos discutido con altos funcionarios del gobierno y que limitan considerablemente el ingreso de la mayoría de los importadores”, advirtió.

Cuestionó que cada vez que sale una subasta del Sicad I hay requisitos adicionales y que asegura que la mayoría de los importadores no pueden cumplir.

Sin embargo, reconoció que a solicitud del gremio se modificó la fianza de dólares a bolívares; y el contrato de fiel cumplimiento. “Pero no es suficiente porque en cada subasta que sale hay nuevos elementos que se nos piden e imposibilitan a los importadores cumplir en un lapso tan corto de tiempo”, dijo.

Por otra parte, argumentó que tienen serios inconvenientes en relación al Sicad II y que han originado dificultades. “No todos los importadores que han solicitado las divisas han sido adjudicados, incluso ofreciendo el mismo monto; y el tiempo de transferencia a quienes salen beneficiados a sus cuentas en dólares nacionales no son 72 horas como dice el Convenio Cambiario, en algunos casos dura entre 15 y 30 días”, alegó.