ElEconomista.com.mx. México se enfrenta a un déficit de inversión en infraestructura en al menos US$60.000 millones, donde energía, agua y transporte son los sectores que presentan mayor gravedad y por ende mina la competitividad del país, lamentó el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Gerardo Gutiérrez Candiani.

Para romper esa gran brecha y sostener un ritmo de crecimiento de cuando menos 3,5% al año, "tenemos que invertir cerca de US$71.000 millones anuales hasta el 2025".

De acuerdo con otras estimaciones, el rezago en infraestructura puede ubicarse en alrededor del 14% del PIB, en función de lo que sería un capital de infraestructura adecuado para el tamaño de nuestra economía y la relación promedio existente en países desarrollados y emergentes.

Actualmente nuestro país se ubica en el lugar 64 de 148 países en materia de infraestructura del Índice de Competitividad Global, pero en aspectos como calidad del suministro eléctrico caemos hasta la posición 81. Para consumidores comerciales, éste llega a costar 70% más que en el vecino país del norte.

*Lea además: Piden IP extender programa sexenal de infraestructura