Por culpa de la ineficiencia del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal  de Paraguay (Senacsa), que provocó  la pérdida de los mercados más importantes para la carne de exportación, así como la sequía, el ingreso por  exportaciones de los dos principales renglones económicos del país se reducirá radicalmente, advirtió el  Ing. Agr. Hermes Aquino, presidente de la filial Caaguazú, de la Coordinadora Agrícola del Paraguay.    

“No hay forma de que entren divisas al país. Está desesperante la situación y no sabemos si vamos a poder cosechar o no la soja medianera y la tardía”, precisó.

Sobre la sequía explicó  que en Caaguazú la problemática no es muy distinta a la situación de emergencia declarada en Itapúa. 

“La baja productividad agrícola, sumada a la crisis ganadera de la fiebre aftosa, esfuman toda esperanza de que este sea un buen año en lo económico para el sector agropecuario, de gran protagonismo en la economía paraguaya”, expresó Hermes Aquino.

Además, estimó que tras un relevamiento preliminar se estima que  no se va a cosechar ni el 30% de lo que se cosechó el año pasado en soja tempranera, y si no llueve, serán más las pérdidas.   

Aquino informó que las parcelas más afectadas por la sequía en Caaguazú tuvieron una producción de 1.500  kilogramos por hectárea, mientras que hay parcelas en las que están colectando unos 3.000 kg/Ha. de la oleaginosa, porque tuvieron algo de lluvia.    

Las localidades más afectadas por la sequía en Caaguazú son Raúl A. Oviedo, Campo 9, José Ocampo, Tembiaporã, Repatriación y Yhú.   

Sequía en Alto Paraná. En el departamento de Alto Paraná, la producción agrícola en general está a punto de perderse, como en Itapúa, dijeron los directivos de la CAP.  

El rendimiento medio de la soja  en Alto Paraná el año pasado fue 2.960 kg/Ha., mientras que para esta zafra se pronostica solo cerca de 2.000 kg/Ha,, según  el Ing. y presidente departamental de la CAP, Rubén Sanabria.

Pudiendo cosecharse 3.500 kg/Ha., se pronostica que solo  recogerán entre 1.500 kg/Ha. y 2.500 kg/ Ha., explicó.

En promedio, se  perderá un 40% de productividad en las variedades medianeras en Alto Paraná, según  estimaciones preliminares.

Las pérdidas serán similares a los del departamento de Itapúa si no llueve en los próximos cinco días, precisó. 

La soja muy tardía podrá recuperarse con una lluvia, pero esa variedad abarca solo el 20% del área total de siembra, que es de 824.000 hectáreas y está en etapa de floración, precisó.