Santiago. Una inversión de US$254 millones realizará la española Aguas Barcelona (Agbar) para la construcción de una planta desalinizadora en el norte de Chile, informó la compañía.

El proyecto, que tendrá una vida útil de 25 años, busca satisfacer la demanda de recursos hídricos de la industria minera, entre otros usuarios.

La planta se ubicará en las cercanías de Puerto Viejo, aproximadamente dos kilómetros al sur de la localidad de Conchillas, en la norteña región de Atacama.

La iniciativa considera la instalación de una tubería de 88 kilómetros hasta un estanque de almacenamiento que se ubicará en Tierra Amarilla.

La empresa presentó el proyecto al regulador ambiental, con el objetivo de obtener los permisos respectivos, informa el diario local Financiero.

En caso de obtener las autorizaciones respectivas, la construcción de la planta comenzará en 2012 e iniciará sus operaciones en el primer trimestre de 2014, proyectó Juan Pablo Mozó, al diario local Financiero.

Respecto a los clientes, dijo que con las empresas mineras ya "estamos en conversaciones y estamos solamente esperando tener la aprobación ambiental".

Agbar controla en Chile las sanitarias Aguas Andinas, que abastece de agua potable a Región Metropolitana de Santiago, y Essal, que presta servicios en la sureña región de Los Lagos.