París. La Agencia Internacional de la Energía (AIE) anunció este jueves que prevé a lo largo de este año una aceleración de la demanda de petróleo hasta los 92,6 millones de barriles diarios (mbd), empujada por los países no pertenecientes a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

El análisis mensual del mercado del petróleo señaló que ese incremento en la demanda está en sintonía con el fortalecimiento del marco macroeconómico.

En el último trimestre de 2013, la demanda de la OCDE creció un 0,7% respecto al mismo periodo del año anterior, frente a una caída media del 1,6% entre 2008 y 2012, mientras que en el resto se ralentizó hasta el 1,6%, dos puntos menos que la media registrada en los cinco años anteriores.

No obstante, a pesar del reciente impulso en los países de la OCDE y cierta ralentización en los que están fuera de este organismo, está previsto que esas últimas economías superen a las primeras en el segundo trimestre del año.

En este primer trimestre, según la AIE, se ha notado en esos países "el impacto del coste de hacer negocios, dado que las tasas de interés se han incrementado en muchos de ellos en un esfuerzo por defender las monedas locales".

Las previsiones de la agencia, tal y como detalló, incluyen el pronóstico de crecimiento mundial ofrecido por el último informe del Fondo Monetario Internacional (FMI), que lo elevó al 3,7%, una décima más que en octubre.

El documento añade que las reservas industriales de la OCDE cayeron en diciembre hasta 2.559 millones de barriles, por debajo de su media de los últimos cinco años, y equivalentes a 28,8 días de consumo.

El suministro en la OPEC, por otra parte, aumentó de forma marginal en enero, hasta 29,9 millones de barriles diarios, con un giro en la producción iraquí compensado por una recuperación parcial de la libia.

"En esta época, cuando el mercado global de petróleo entra en una temporada de baja demanda, son normales las preocupaciones sobre un exceso de suministro o la percepción de necesidad de cortes de producción en la OPEC", indicó la AIE, tachando esas dudas de fuera de lugar, "dado que el mercado necesita rellenar reservas excepcionalmente bajas".

En lo referente a los precios, la AIE constató que estos se recuperaron a principios de febrero, hasta alcanzar el crudo de Brent los US$109,25, y los 101,25 el de Texas (WTI).