Londres. El consumo mundial de petróleo crecerá menos rápido de lo previsto este año y el próximo, al desacelerarse el ritmo del crecimiento económico, dijo el miércoles la Agencia Internacional de Energía (AIE).

El reporte mensual de la AIE, un organismo que asesora a 28 países industrializados, también se suma a los indicios de que Arabia Saudita, el mayor exportador de crudo, está recortando la producción ahora que el petróleo libio empieza a regresar al mercado.

La demanda global de combustible se expandiría en 1,25 millones de barriles por día (bpd) el 2012, dijo el organismo con sede en París, 160.000 bpd menos que lo previsto anteriormente. La previsión para el crecimiento de este año fue recortada en 50.000 bpd a 990.000 bpd.

"Estamos viendo indicios de una demanda más débil en mercados como Oriente Medio, China y Estados Unidos", dijo David Fyfe, jefe de la división de industria y mercados petroleros de la AIE, a Reuters.

"Si estamos en territorio de una recaída en la recesión, que no es nuestro escenario básico, estaríamos viendo un crecimiento de la demanda mucho más débil", agregó.

La AIE es el segundo de los pronosticadores seguidos por los mercados y los expertos en bajar su panorama de la demanda global esta semana, tras una reducción por parte de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) el martes.

Ahora ambos organismos tienen un panorama similar para el próximo año. En un informe mensual del martes, la OPEP redujo su panorama del crecimiento de la demanda de crudo para el 2012 por 70.000 bpd a 1,19 millones de bpd.

El último del trío de proyecciones petroleras de este mes por parte de agencias gubernamentales, el informe de la Administración de Información Energética (AIE) de Estados Unidos, será publicado el miércoles, más tarde.