Bogotá. El presidente de la SAC (Sociedad de Agricultores de Colombia), Rafael Mejía, cuestionó severamente los anuncios de los ministerios de Hacienda y Comercio de pretender reducir o eliminar unilateralmente los aranceles de bienes del sector agropecuario con el fin de fomentar importaciones y contribuir a controlar la revaluación.

La posición de los agricultores colombianos está contenida en una carta enviada a los titulares de las carteras de Hacienda y Comercio.

El dirigente gremial recordó que la SAC ha apoyado todas aquellas medidas tendientes a evitar la revaluación del peso, por ser este un flagelo que afecta de manera indiscriminada a todo el aparato productivo del país.

Sin embargo, advirtió que la desgravación del sector agropecuario no puede ser el planteamiento para solucionar parcialmente una situación como la generada por el tipo de cambio (dólar) y que sirva de excusa para la desprotección de un sector en beneficio de transferencias de rentas a otros sectores económicos, bajo el expediente de ganar competitividad en sectores exportadores generadores de divisas, lo que calificó como sesgado y discriminatorio.

"Si resulta tan imperioso el gasto de divisas por la vía de las importaciones, estas deberán ser generalizadas a todos los sectores económicos y sin distingos", dice el pronunciamiento.

Descalifica acuerdo comercial con Brasil. El presidente de la SAC hizo serios cuestionamientos a la propuesta de profundización del acuerdo comercial con Brasil, en la medida que este es un fuerte competidor de Colombia en el ámbito agropecuario e industrial y afirmó que una profundización de este acuerdo sólo agravará la balanza comercial deficitaria para Colombia en US$1.570 millones y cuyo déficit en materia agropecuaria es de cercano a los US$315 millones.

El presidente de la SAC cuestionó la falta aparente de sustento técnico de los Ministros de Hacienda y Comercio en sus propuestas y cuestionó duramente que los anuncios hubieran sido hechos sin la menor socialización y sin el conocimiento de los posibles afectados.

En este caso el sector agropecuario a quienes los ministros han calificado como el candidato número uno para la reducción de los aranceles para aliviar la tasa de cambio y por la vía de la profundización de acuerdos comerciales ya en marcha, con grandes competidores como Brasil, dice el dirigente gremial.