Paraguay. La Cordinadora Agrícola del Paraguay convoca para este miércoles 21 de junio a un "tractorazo" frente a la nueva amenaza de la aprobación, por parte del Congreso Nacional, del impuesto a la exportación de granos (básicamente soja) en estado natural.

La invitación expresa que los productores de todo el país se concentrarán para marcar su posición contraria al "impuestazo confiscatorio".

Agrega que el jueves 22 de junio habrá una "vigilia con tractores" al costado de las rutas de los departamentos de Itapúa, Alto Paraná, Canindeyú, Caaguazú, San Pedro y Misiones.

Cabe recordar que el sábado 17 último, unos 400 productores y dirigentes de la Coordinadora Agrícola del Paraguay se reunieron en el local de la Asociación Japonesa, en colonia Yguazú, departamento de Alto Paraná, para analizar la situación que se viene ante el inminente tratamiento, el próximo jueves en el Senado, del proyecto de ley que grava la exportación de granos en estado natural.

El citado proyecto de ley está siendo impulsado por la concertación Frente Guasu y es posible que sea tratado en sesión plenaria del próximo jueves 22 de junio.

Al respecto, el Ing. Héctor Cristaldo, titular de la Unión de Gremios de la Producción (UGP), afirmó que hay "mucho malestar" en el sector productivo del país y que se está volviendo difícil contener "la bronca" que tiene esa gente.

Señaló que el sector productivo está pasando por un "momento sensible", porque está en proceso de implementación de una refinanciación de sus deudas, considerando los daños sufridos por la inclemencia del tiempo.

El dirigente indicó que, de aprobarse, el proyecto de ley tendrá efecto en todo el país. “Va a perder todo el país en general con este golpe, porque la producción agrícola comienza en la chacra y termina en la mesa de cada uno de los consumidores”, dijo.

Por otro lado, criticó la politización del proyecto de ley en cuestión, ya que por cuestiones políticas se cambian las reglas del juego y se daña "de manera casi irreparable el motor de la economía paraguaya. Los efectos se van a sentir el año que viene y será muy lamentable para todos”, insistió Cristaldo.