Caracas. Ante la falta de decisión por parte del gobierno de ajustar el precio del azúcar, la Federación de Asociaciones de Cañicultores de Venezuela (Fesoca) solicitó el pago de un bono especial de US$13 por tonelada de caña arrimada.

"Estamos terminando la zafra y aún no se ha decretado el ajuste de precio, por lo que exigimos el pago de este bono para compensar las pérdidas que hemos tenido en la presente temporada de cosecha", dijo José Ricardo Álvarez, presidente de Fesoca.

De acuerdo con los cálculos de la federación, la tonelada de caña debería ser pagada al productor en US$0,7 pero la falta de ajuste sigue cancelándose con base en el monto establecido durante la zafra 2009-2010, que oscila entre US$0,4 y US$0,5, según la industria que la reciba.

Fesoca también exigió el pago del subsidio adeudado de la zafra 2008-2009.