La Unión de Gremios de la Producción (UGP) vaticinó para este año pérdidas por más de US$2.000 millones  en el sector agropecuario debido principalmente a la estrepitosa caída de la producción de soja, de casi el 50%, que representa más de US$1.500 millones, a la que debe sumarse la merma que habrá por exportación de carne, de unos US$300 millones, debido a la aftosa.

El gremio de productores (UGP) dio a conocer este martes los resultados de la última encuesta de campo realizada en el país acerca de la situación de la cosecha correspondiente a la zafra 2011/2012.

Según el asesor técnico de la Cámara Paraguaya de Exportadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco), Ing. Luis Cubilla, los datos son todavía preliminares, pero que difícilmente  puedan mejorarse. Lo más probable es que empeore aun más, dada la situación climática, dijo.

El informe señala que se sembraron en total 2.956.000 hectáreas de soja en todo el país, muy cerca de lo esperado, que era de tres millones de hectáreas.

Sin embargo, debido a los efectos sumamente nocivos del fenómeno “La Niña”, que castigó duramente al campo con una extraña sequía, los rendimientos de las parcelas apenas alcanzaron la mitad de lo esperado.

Es decir, de 3.000 kilos por hectárea que se pronosticó al principio de la zafra, los rendimientos promedios de hoy solo llegan a 1.556 kilos por hectárea.

Esto significa que la producción total a nivel nacional estará en torno de las 4,6 millones de toneladas de la oleaginosa, 47,66% menos de lo esperado, que eran 8,8 millones de toneladas.

En términos monetarios, esta pérdida representa unos US$1.537 millones que dejarán de ingresar al país.

Factor climático. La comisión técnica interinstitucional, con integrantes del Ministerio de Agricultura y Ganadería y del sector privado, que realizó el levantamiento de datos en el campo, observó que la extrema sequía, producto del fenómeno “La Niña”, fue el motivo principal de la devastación en grandes extensiones de cultivos de soja, así como de otros rubros agrícolas como el maíz y el trigo.

Las perspectivas, con base en los pronósticos meteorológicos, no son muy alentadores, especialmente para la Región Oriental, ya que a la sequía extrema del verano, según  vaticinan, seguirían  en invierno fuertes heladas, que  ocasionarán serios perjuicios a rubros de entrezafra, como el maíz zafriña y el trigo.

Por lo tanto, los resultados del sector agrícola todavía pueden ser peores.

Carne. Por otro lado, aunque en forma muy superficial, se mencionó igualmente que este año las exportaciones de carne también dejarán de ingresar unos US$300 millones a consecuencia de la fiebre aftosa.