Barcelona. La compañía agroalimentaria Borges Mediterranean Group, cuyo negocio principal es el aceite y los frutos secos, cerró 2013 con un beneficio de 13,3 millones de euros (US$18,1 millones), 25% más que el año anterior.

El grupo catalán, con sede en Les Borges Blanques (Lleida), aumentó el año pasado su facturación 17%, hasta alcanzar los 610 millones, y continuó aumentando su internacionalización, ha informado en un comunicado.

Borges, marca de aceite con más distribución en el mundo y uno de los cinco primeros operadores mundiales de nueces, ya cierra en el extranjero el 79% de sus ventas, y ha experimentado fuertes incrementos en mercados como Brasil, India o China -países donde ya cuenta con 95 empleados-, con lo que ya son 110 los países donde exporta.

El grupo catalán adquirió este año la compañía Capricho Andaluz, líder mundial de monodosis de aceite y vinagre, y ha obtenido grandes resultados con el lanzamiento de productos como Popitas Zero o sus Cremas Balsámicas.

La plantilla de Borges suma ya 941 personas, 16% más, y el grupo comercializó 316.000 toneladas de sus productos.

El grupo cuenta con plantaciones propias, más de 1.500 hectáreas en California, Extremadura y Granada, y con doce fábricas, y también dispone de filiales en Estados Unidos, Brasil, Francia, Polonia, Rusia, India, China, Tunez, Marruecos y Egipto.

Borges, que se define como un líder en el mercado global de alimentación saludable, está desplegando un plan trienal de inversiones industriales por valor de 20 millones de euros para aumentar su capacidad de almacenamiento, productiva o bien de envasado de aceites y en lograr mejoras tecnológicas.