Las exportaciones de azúcar y melaza hacia la Unión Europea (UE) sumaron US$25 millones entre enero y octubre, según datos de la Asociación Azucarera de El Salvador (AAES). Este es el primer año que la agroindustria azucarera logra colocar los productos en condiciones favorables, gracias al Acuerdo de Asociación (AA) que Centroamérica suscribió con la UE y que está vigente desde 2013.

Mario Salaverría, presidente de la AAES, explicó vía correo electrónico que de ese total US$13 millones son ingresos por azúcar y otros US$12 millones por melaza.

Carlos Moreno, director de Política Comercial en el MINEC, sostuvo que el azúcar es uno de los productos con los que se ha comenzado a aprovechar los beneficios del acuerdo. La AAES ya había exportado hacia la UE, pero no en las condiciones actuales.

Por otro lado, Moreno explicó que hay también otros productos que antes no llegaban hasta el bloque del Viejo Mundo, como las partes de aviones. Esta es una de las pocas industrias con valor agregado y tecnología con las que compite El Salvador en el mundo.

Entre enero y julio el país ha vendido US$147 millones, pero la expectativa es que el monto llegue hasta los US$280 millones.

Pablo Durán, presidente de la Corporación de Exportadores (COEXPORT), considera que las oportunidades también están con la producción agropecuaria, como frutas, legumbres, café tostado, carnes, mariscos y con los servicios de turismo.

Avances del AA. Los datos de intercambio comercial con el bloque europeo se conocieron ayer durante la presentación del AA a representantes del Gobierno, un evento en el que participó también la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA).

Los estudios de la SIECA muestran que el 13% de la oferta exportable centroamericana se dirige hacia la Unión Europea.

El 32% se vende a Estados Unidos y un 29% se queda como comercio intrarregional.

Eduardo Espinoza, de inteligencia comercial de la UE, explicó que los productos estrella centroamericanos son el banano, los circuitos electrónicos integrados (que hacía Intel en Costa Rica) y el café. Pero por otro lado, la lenta recuperación de los socios estratégicos de la región ha provocado que el comercio centroamericano con el mundo muestre una tendencia hacia la desaceleración, incluso entre los mismos miembros.

País no aprovecha. Por otro lado, Moreno sostuvo que todavía hay terreno por explorar con los tratados comerciales.

El funcionario citó un estudio del Banco Mundial, con datos a 2009, donde se destaca que de 100 oportunidades de nuevos mercados que se le presentan a El Salvador solo se aprovechan tres. Guatemala toma cinco y Estados Unidos 63. “Eso es lo que tenemos que trabajar y desarrollar, estrategias para exportar paso a paso”, dijo el funcionario.

El país abrió sus fronteras comerciales hace aproximadamente 25 años, pero la producción nacional no ha logrado ajustarse a la demanda mundial. “Si se observa el tiempo que tarda una empresa en exportar con éxito un producto, llegará a concluir que son 14 o 15 años”, destacó el director de Política Comercial.